Seremi Sernameg sobre tasa de femicidios 2017: “Necesitamos un Acuerdo Social”


Laura Álvarez Díaz señaló que existen señales de un cambio cultural, pero el proceso aún es lento.

 

“Cuando hablamos de violencia hacia las mujeres hablamos de un fenómeno con base cultural, a través de nuestras formas de conducta, comunicación y relación (…) y efectivamente nuestra región está liderando, proporcionalmente, la temática del femicidio”, es lo primero que aclara Laura Álvarez Díaz, Seremi del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género en Aysén.

La autoridad habló con EPD Noticias en torno al negativo indicador que según datos del INE, dejó en 2017 a la Región de Aysén a la cabeza de la tasa de femicidios en Chile, al calcular los hechos fatales de agresión contra mujeres por cada 100 mil mujeres.

 

El femicidio es la manifestación más extrema de esta cultura del poder y de esta cultura de la subordinación”, explicó Laura Álvarez, Seremi Sernameg Aysén.

 

Detalla a la vez la Seremi, que este fenómeno pasa también por la constante violencia callejera, física, sicológica, económica, entre otras; “hay muchos tipos de violencia que van en escalada”.

 

Laura Álvarez explica que, para poder combatir esta violencia “se necesita un acuerdo social, se necesita de la responsabilidad de todos”.

Y en ese sentido, son fundamentales también las acciones de prevención y de corte normativo-legal, de hecho, recordó la Seremi Sernameg, actualmente existe un proyecto en esa línea en el Congreso para contar con una ley integrada de violencia de género, que busca ampliar el delito que hoy está acotado a las relaciones familiares.

“Actualmente, lo único que está resguardando a las mujeres es la ley de violencia intrafamiliar, y sabemos que esto va más allá (…) Hay una tarea de control ciudadano y de sacar adelante esta legislación”, apuntó.

 

REALIDAD REGIONAL

En Aysén, la institucionalidad relacionada con el trabajo de prevención y apoyo en este ámbito da cuenta de una Casa de Acogida con capacidad para recibir a 5 mujeres y sus hijos, que estén en situación de sufrir violencia extrema.

Asimismo, existe un Centro de Hombres para modificar modelos conductuales de quienes han ejercido violencia hacia sus parejas o en sus relaciones familiares. Cada año son 50 los hombres que pasan por este centro.

También se dispone de 2 Centros de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia, y que anualmente atiende entre 200 y 250 mujeres en Coyhaique y Aysén.

Laura Álvarez precisa que “en su mayoría las mujeres son derivadas desde fiscalía o tribunales de familia (…) normalmente se pone el foco donde el sistema falló, pero a estas 250 mujeres el sistema no les ha fallado, el sistema funcionó y probablemente se estén salvando vidas, como dije entre un 60 a un 70 % son mujeres derivadas”.

 

HAY AVANCES

Sin embargo, no todo son malas noticias.

De hecho, existe un primer avance al conocerse uno de los indicadores medidos por la 3ª Encuesta Nacional de Violencia Intrafamiliar contra la Mujer y Delitos Sexuales, que se realiza cada 2 o 3 años de la Subsecretaria de Prevención del delito.

La Seremi Álvarez argumenta que hubo u aumento de denuncias de violencia en general (física, sicológica y sexual) a las fuerzas policiales, variación que se explica porque aumentaron denuncias de violencia sicológica.

“Esto nos habla de un cambio cultural, porque en general las mujeres que detectan que son víctimas de violencia sicológica y la denuncian, son aquellas mujeres que tienen menor acuerdo con estereotipos masculinos, es decir, son mujeres que han ido cambiando un poco su manera de pensar, sentir y toleran menos la violencia, eso habla que la sociedad ha ido avanzando y que se va notando”, concluyó la autoridad sectorial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *