Senador Horvath habla de los 100 días de gobierno

Por Jorge Díaz Guzmán
Fotos: Agencia Imágenes de la Patagonia
prensa @elpatagondomingo.cl

 

   El despacho del senador RN estaba dispuesto para recibir a El Patagón Domingo. Sin embargo, notamos que no le agradó un detalle en la oficina, y antes que nuestro fotógrafo comenzará a disparar su flash, Horvath decide cambiar la foto oficial del Presidente Piñera por una caricatura propia en que lo retrató el dibujante Nelson Huenchuñir.
   Asume con cierto humor la definición de “pipiolo” que le otorgó el reciente reelecto presidente de su partido, Carlos Larraín, haciendo alusión a su condición de “liberal”. Curiosamente, la definición de “pipiolo” dice relación con aquellos que tenían escasa influencia en la sociedad de nuestra naciente República, nombre que surge del piar de un pollito, cuando tienen hambre y cuando tienen frío, como dice la canción infantil.
   Antonio Horvath Kiss sabe de la región. Llegó a Aysén como ingeniero a fines de la década del ‘70 y asumió como directivo del Ministerio de Obras Públicas en los ’80. Luego de una beca en EEUU, se vinculó al grupo ideológico de los “Tucanes”, para asumir luego como seremi del MOP. Tras el plebiscito de 1988, se transforma en candidato independiente a diputado, pero en el cupo RN, una elección que gana por cómoda mayoría. De ahí en adelante nadie de su sector le ha podido competir, transformándose en carta segura de la derecha en la circunscripción n° 18. Pese a todo, a Horvath no le gusta que hoy lo consideren “oficialista”, pues aclara que él es un senador de la “Coalición”.

De oposición a gobierno

Senador, luego de ejercer como parlamentario de oposición por casi 20 años, ¿cuál es la diferencia ahora de ser un senador de gobierno?
   La responsabilidad es mayor. Pero, obviamente, siendo senador de gobierno uno tiene que asumir responsabilidades, en cuanto a que se cumplan los compromisos de la campaña presidencial, que los presupuestos estén en sintonía con ellos, que la gente perciba el que efectivamente hay un gobierno nuevo. Aumenta la carga de trabajo en el buen sentido de la palabra, y también cambia la relación con las personas, porque antes uno tenía que intermediar a través de gente que ahora se supone estamos del mismo lado.

A propósito de lo último, ¿como ha encontrado que se ha desarrollado el proceso de instalación del nuevo gobierno?
   “Yo la  he encontrado lenta”, dice con cierta desazón.  La verdad es que ya han pasado demasiados días. Nosotros, prácticamente, en un equipo de trabajo, hicimos propuestas de ternas con currículo, desde enero de este año, para que esas personas pudiesen ser evaluadas y ser puestas en los cargos. Sin embargo, ha habido 2 elementos que aquí juegan un rol, uno que no se puede desconocer la situación del terremoto y maremoto (…) y dos, es el estilo del Presidente, al cual no todos estamos acostumbrados, de que él toma decisiones prácticamente de una manera hiperactiva, hiperkinética. Todo pasa por sus manos y se ha visto que en resto de los ministerios, como que están en un nivel bastante más atrás que la acción propia de un gobierno bien instalado. Esto es una característica, no una crítica.

Usted se la jugó por una persona distinta a la que finalmente el Presidente nombró como intendente en Aysén, ¿eso le genera algún problema en su gestión?
   No. Lo que si es cierto, es que nosotros armamos un equipo de trabajo, con un programa regional, porque a la gente le interesa que se cumplan los compromisos en cada uno de los rincones de la Región de Aysén y en el caso del intendente, la propuesta no prosperó, pero eso no significa haber quedado con algún grado de resentimiento, al contrario, en este minuto hay que “empujar el carro”, para que las cosas funcionen bien.

Senador Antonio Horvath

¿Cuánto ha “empujado el carro” para recuperar el presupuesto que se recortó para Aysén, tanto en el FNDR como en la inversión sectorial?
   El senador responde hablando de “ajuste presupuestario”, y reflexiona que la región depende en un 70%, o más, de la inversión pública, a lo que se suma la crisis de la industria salmonera y los rezagos de la crisis económica.
   “Obviamente que traer la condición del terremoto a la Región de Aysén es algo no deseable, y lo planteé desde el primer día, y la verdad que las autoridades del gobierno planearon el compromiso de devolver estos fondos, y esto claramente se transforma en una oportunidad para algunos proyectos que, tal vez, estaban sobredimensionados o podrían haberse hecho con mejores alternativas, y hay que hacerlos, esas platas se están recuperando y para eso también necesitamos el apoyo de los parlamentarios de la oposición, para la reforma tributaria.

En relación al proyecto de reconstrucción, ¿está de acuerdo con el gobierno en incluir en el mismo proyecto las rebajas tributarias y el aumento de los impuestos a las utilidades?

   La reforma tributaria tiene varios aspectos y el que ha quedado pendiente es el del royalty, que es un aumento al impuesto minero que permite adelantar platas para el fisco del orden de US$700 millones y US$900 millones. Eso significa incluso una cantidad superior al ajuste que nos hicieron en fondos regionales y sectoriales, ese es el punto uno.  
   Ahora en cuanto a los impuestos, la idea es que éstos sean transitorios hasta que se resuelvan 3 temas; uno, volver a la estructura económica que fue entregada por la Concertación desbalanceada, porque efectivamente hubo un sobre gasto, un anticipo a algunos programas con motivo de la campaña del 2009; dos, la reconstrucción para poner en marcha la zona afectada, y 3, lo cual es muy relevante para nuestra región, que es cumplir con todos los compromisos de la campaña.

Salmones y energía

Cada gobierno espera que la región desarrolle sus potenciales económicos, ¿qué impacto cree que tendrá la nueva ley de pesca y acuicultura que crea los ‘barrios acuícolas’?
   Esta nueva ley permite poner normas totalmente distintas en lo ambiental, en lo sanitario, incluso en el bienestar animal. Temas que no estaban considerados para nada en el proyecto original. Después, en cuanto al ordenamiento del borde costero, de manera que los distintos actores puedan armonizarse, y sacar a las personas que generan obstáculos en nuestra región, por lo tanto en esas condiciones de armonía por supuesto que soy partidario y lo otro es que el Estado debe tomar un rol más activo, regulador, porque está claro que la autorregulación no funciona. 

Usted es partidario de declarar la Región como patrimonio de la humanidad, ¿qué posición tiene respecto de los proyectos hidroeléctricos que se evalúan en la región? 
   La declaración para patrimonio de la humanidad es para la Patagonia completa, desde Puerto Montt hacia el sur y es relevar los sitios que están bajo protección (parques, reservas y monumentos naturales) y eso significa que proyectos de cualquier naturaleza, de mucha envergadura, sean mineros, hidroeléctricos, sean industriales, tienen que tomar eso como un dato adicional, para ver si son posibles de armonizar con eso o no. Esa es una regla del juego.
   Ahora, los proyectos hidroeléctricos yo los conozco de la década del ‘60, y en el trazado de la ruta austral sur tuvimos que desviarnos, por posibles áreas de inundación, cuando Endesa aún era estatal. Por lo tanto es un proyecto que uno debe saberlo enfrentar y saber que Chile tiene energías alternativas como para surtir sus demandas y la región tiene opciones que no tienen, necesariamente, que pasar por megaproyectos para desarrollarse, y los megaproyectos, cualquiera que sean, tienen que adaptarse a la región y si no son capaces , no pueden prosperar.

Al escuchar las declaraciones del ministro de Energía, del Ejecutivo y de la nueva seremi de Energía, pareciera ser que hay una mirada favorable a estos proyectos, ¿usted comparte la opinión que estos proyectos son necesarios en la matriz energética nacional?
   No. Yo comparto el hecho en que debemos diversificar la matriz energética regional y nacional. Con el ministro Ricardo Raineri trabajé en los grupos Tantauco, él estaba a cargo de energía y yo a cargo de energía renovable, y ahí hay una carrera, y yo creo que las energías renovables deben demostrarse rápidamente con base legal, que la tienen, con mejores posibilidades de subsidios y mostrar que socialmente son más convenientes. Además, técnicamente, Chile se puede convertir en una plataforma de energías renovables a nivel internacional, tenemos condiciones que cualquier país de mundo envidia: eólica, solar, mareomotriz y las posibilidades de plantas hidroeléctricas de pasada, chicas y medianas.  (…) Podemos más que duplicar la capacidad instalada, entonces yo creo que estos proyectos están en competencia. Ahora creo que las autoridades nacionales y regionales deben declararse neutros o si se inhabilitan en el momento de definir su votación (en la Corema).

No nombró la energía nuclear ¿la descarta?
   Yo creo que es muy lejana. Chile tiene una capacidad -en cuanto a las energías renovables y limpias- muy superior a la nuclear y no tenemos por qué meternos en un tema que es algo que nos hace depender del extranjero, porque la tecnología no está en nuestro país y de instalarse necesita por lo menos 20 años, y con eso hay que instalar una cultura de seguridad. Está el tema de los residuos y del material nuclear que se movería a lo largo y ancho de nuestro territorio, y también del mar y eso sería ponerle una lápida de las opciones limpias que tenemos en el país. Tenemos que hacer mucha investigación, preparar profesionales, pero no comprarnos la energía nuclear, que además es más cara.

Al límite con Argentina

Senador, con la nueva política exterior, ¿será posible superar el tema pendiente en Campos de Hielo Sur, considerando el nombramiento de un embajador que conoce el tema, como es el ex senador Adolfo Zaldívar?
   (Se queda pensando un momento antes de responder)… La pregunta encierra algo que no es tan cierto, y no tengo la intención de sonar agresivo, pero no ha habido periodo en la historia de las relaciones de ambos países en que no haya habido un conflicto de límites pendiente. En segundo lugar, es una ingenuidad grande la actitud del ex Presidente Aylwin al proponerse resolver todos los conflictos pendientes, metiendo 22 puntos de solución técnica con un arbitraje pésimamente llevado y mal planteado, con un mal resultado previsible, como fue Laguna del Desierto y, además, comprarse un problema limítrofe con un área en la cual ya teníamos límites determinados entre los 2 países desde 1898, Campo de Hielo Patagónico Sur, entre el Monte Fitz Roy y el cerro Staud.
   Ahora este tema no hay que apurarlo, porque Chile a la fecha lo ha llevado mal, se ha ido muy por los términos legalistas, demasiado cumplidor. El mejor ejemplo es que nosotros en los mapas publicamos un rectángulo en blanco y el otro que tiene interés en el área, como Argentina publica a diestra y siniestra su pretensión de límites, por lo tanto en lo comunicacional nos van ganando. Chile tiene que reforzar su defensa en aspectos históricos, en aspectos científicos y defender el límite que siempre hemos tenido con Argentina. Nosotros podemos seguir trabajando sin apuro para resolverlo.
   Horvath agrega que tenemos otro tema pendiente en la Antártica, “así es que en materia de límites con Argentina tenemos para rato, lo que para nada compromete nuestra integración económica, política y cultural con nuestros vecinos”.

Conectividad

¿Se cumple el compromiso que en estos 4 años Aysén queda conectado a través de una red de caminos con Puerto Montt?
   Horvath reconoce que es un tema que le entusiasma y señala que pondrán en el bronce la frase del Presidente Piñera en Puerto Montt, donde el mandatario dijo que: “bajo su mandato va a haber un camino continuo, terrestre, los 365 días del año entre Chaitén y Puerto Montt”.
   “Y esos compromisos hay que cumplirlos, los proyectos de ingeniería están hechos y las máquinas en estos momentos están trabajando, así es que si todos nos ponemos las pilas, es un proyecto posible, y lo se por mis conocimientos de ingeniería y por haber participado en ese sector. Y la idea es que este verano los tramos que estaban votados por más de 20 años estén funcionando”.

Nunca tan liberal

Con los resultados de las internas de Renovación Nacional quedan en evidencia 2 tendencias, una liberal y una más conservadora…
   Bueno la verdad es que el propio Carlos Larraín nos trató de “pipiolos”, así es que, el que pone la palabra es el que se identifica (dice riéndose de buena gana).
   La verdad es que nosotros en una disputa interna, legítima, pero enfrentando como  David a Goliat, se logró el 40º% de la votación a nivel nacional, lo cual genera un referente en el cual nosotros planteamos que el cambio, hay que hacerlo al interior de los partidos. Ahora el resultado está hecho y la idea en este momento es trabajar en unidad, pero efectivamente RN es el partido que, por esencia, tiene una enorme diversidad en su interior, (…) dentro del partido uno se siente como en su casa, o sea están todas las corrientes, políticas y de pensamiento del sector centro, centro derecha. Y en este minuto, la idea es trabajar con las nuevas directivas y llamar a nuevos militantes, poner los temas del sector más liberal  en discusión, para poder garantizar dentro del partido, de que los cambios propuestos de la coalición  y del Presidente Piñera se logren.

Senador, ¿es partidario de las uniones de hecho, aunque sean del mismo sexo?
   A ver, la propuesta nace de un trabajo de los senadores Allamand y Chadwich, y el Presidente va hacer una propuesta propia. Obviamente que soy partidario que las relaciones de hecho, entre parejas de distinto sexo, se regularicen, porque creo es algo absolutamente natural.
   Con respecto a las parejas del mismo sexo, ahí ya tengo mis dudas. Creo que ellos deben regularizar su situación patrimonial, pero no pasar a conformar un matrimonio civil ni tampoco a una fase de adopción o cosas por el estilo. Pero si nuestra ala liberal está dispuesta a discutir el tema, no nos negamos a abordar este tipo de temas valóricos. 

100 días de gobierno

    Horvath haciendo alusión a lo que ocurrió con el gobierno del Presidente Jorge Alessandri, señala que es un buen referente de lo que no hay que hacer.
   “Yo creo que la impronta de Sebastián Piñera todavía no se nota, se nota en lo personal, pero no se traspasa a sus ministros, subsecretarios, directores de servicios, ni tampoco en las distintas regiones de Chile. Las personas hoy en día -y aclara que es una critica constructiva- no perciben el cambio, eso derechamente es así. Por tanto hacer una evaluación en este sentido, resulta una notita más o menos no más”.

   El senador RN lanza la clave de lo que cree es el desafío central: “Tenemos que hacer un esfuerzo  máximo, para que las personas que tengan a su cargo puestos de confianza lo hagan bien y que los profesionales que están en la administración pública sigan ‘empujando el carro’, uno tiene que aprender a trabajar con personas de distintos pensamiento en el área pública y que la gente sienta que están a su servicio y no que le están haciendo un favor ”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.