PPD presentó reclamo electoral por irregularidades en consulta ciudadana

POLÍTICA |Partido por la Democracia busca la impugnación de un proceso “cuyas principales características fueron la ilegitimidad democrática, falta de información y ausencia de transparencia, además de un fuerte despliegue de seremis y jefes de servicio de la DC que se trasladaron a la comuna exclusivamente para influenciar indebidamente el proceso”, aseguró el alcalde de Chile Chico.

 

Luperciano Muñoz

El alcalde, Luperciano Muñoz, explicó que el Partido por la Democracia realizó la impugnación de la consulta ciudadana en Chile Chico, debido a las graves irregularidades acontecidas durante el proceso, que obviaron lo establecido en las “Instrucciones Generales” que rigen las consultas ciudadanas, específicamente su párrafo “De las Reclamaciones y la Calificación de la Elección”.

 

En este sentido Muñoz señaló que “el proceso careció, en su totalidad, de legitimidad democrática, información adecuada y suficiente, así como de garantías que aseguraran la igualdad entre los postulantes, ya que en el caso del candidato Santos Sepúlveda sólo se le informó de la consulta ciudadana el 7 de julio del 2016, en circunstancias que la información oficial era que, por tratarse de una alcaldía PPD, se mantendría el cupo de dicho partido; mientras que el otro postulante se encontraba haciendo campaña desde, a lo menos, dos meses atrás. Esta asimetría de información confundió a los electores y a la comunidad de Chile Chico en general”.

 

El jefe comunal además detalló que “el postulante Ricardo Ibarra contó con el apoyo de numerosos funcionarios públicos del Partido Demócrata Cristiano, tales como el Senador Patricio Walker, seremis, jefes de servicios públicos, y la Gobernadora Provincial de General Carrera, María Rivera Yáñez, y otros, que vinieron a la comuna a influir en forma indebida sobre el proceso electoral”.

 

A modo de ejemplo, relató Luperciano Muñoz, “en los días previos a la elección, la Gobernación Provincial repartió ayudas sociales, tales como colchones, canastas familiares e incluso medias aguas a los electores, bajo promesa que votaran por el candidato Ricardo Ibarra, lo que constituye cohecho electoral y un uso indebido de los recursos fiscales”.

 

En cuanto al proceso electoral, el edil aseguró que se desarrolló con diversas infracciones a las “Instrucciones Generales” que lo rigieron. “ En primer lugar, la Comisión Nacional de Consulta Ciudadana envió un número insuficiente de votos (1000) a la comuna de Chile Chico en relación con el número posible de participantes y el tamaño de su padrón electoral, que es de 5.369 electores, lo que violó el párrafo “De la Comisión Nacional”, en cuanto a que se debía determinar el número de votos para cada una de las comunas y encargar la impresión de los facsímiles, de acuerdo con el padrón electoral de la citada comuna, ya que el día de la elección se acabaron las cédulas electorales”.

 

Del este modo, “la impresión de un número menor de votos, violó el párrafo “De las Cédulas Electorales”, que establece claramente que la Comisión Nacional de Consulta Ciudadana encargará la impresión de tantos votos como sea necesario, usando como referencia al número posible de participantes y tamaño de su padrón. De esta manera, la impresión de un número inferior de votos en relación con el padrón electoral determinó que muchos electores se quedaran sin sufragar el día de la elección”.

 

Luperciano Muñoz aseguró que “no se respetó el derecho a voto de todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que, figurando en el padrón electoral, no pudieron sufragar por falta de votos, lo que violó el párrafo “De los Electores” que reconoce su derecho a sufragio”.

 

Otra de las irregularidades expuesta por el jefe comunal apunta a que el proceso electoral en Chile Chico no cumplió con las 8 horas de funcionamiento continuo, que señala el párrafo “De la Constitución y Funcionamiento de las Mesas” de las Instrucciones Generales, ya que en ambas mesas el proceso se inició a las 10:05, concluyendo a las 16:48.

 

Además, expuso Muñoz, “el cierre anticipado de las mesas de votación, mientras existían filas de electores esperando votar y que obligaba a la mesa a extender su funcionamiento, violó también, el párrafo “De la Constitución y Funcionamiento de las Mesas”, que establecía dicha obligación que no fue cumplida.
De este modo, “al acabarse los votos, los apoderados del PPD propusieron que se fotocopiaran cédulas para continuar el proceso electoral a lo que se negaron los representantes del candidato Ricardo Ibarra, distorsionando el resultado electoral, que tuvo una diferencia mínima de votos.

 

En cuanto al proceso desarrollado en Puerto Guadal, Luperciano Muñoz comentó que “se sufragó sin que existiera una cámara secreta, lo que impidió un voto libre por parte de los electores, dando pie a la influencia de terceros durante la votación”.

Publicado por Equipo EPD Noticias / Fuente: Municipalidad de Chile Chico.
©2016 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.