¿Por qué el 2018 fue el peor año económico del FNDR para la Región de Aysén?


Pese a devolver recursos a Santiago, Aysén fue la penúltima del país en ejecución regional el año pasado.

 

Hace meses que la Intendenta Regional Geoconda Navarrete Arratia no se refería a cómo avanzaba la ejecución presupuestaria del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). Era lógico, luego que en marzo de 2018 la economía fuera el “caballito de batalla” del Gobierno, rápidamente las cifras lo transformarían para Aysén en uno de los puntos débiles de la gestión.

Y es que la misma tabla de la Subdere, que se destaca por estos días, durante el segundo semestre de 2018 se dejó en un cajón guardada por el Gobierno, evitando explicar por qué al finalizar el año 2018, la Región de Aysén quedó casi última en la inversión del Fondo Nacional de Desarrollo Regional».

Cabe recordar que a diciembre de 2018, Aysén se situó número 14 entre las 15 regiones, al no ejecutar el 100% de sus recursos, lo que sí lograron la mayoría de los demás gobiernos regionales, incluso con más presupuesto y más dificultades para generar iniciativas de financiamiento que Aysén.

ESPEJISMO DE INVERSIÓN

Los reclamos de los gremios no han sido sutiles, y por ello la ansiedad de transmitir buenas noticias económicas es un imperativo “digitado” desde La Moneda a diario. De allí, el que Geoconda Navarrete «perifonee» mediáticamente el que a marzo de este año el FNDR alcanzó un positivo 28% de ejecución, “con un 10,4% sobre lo que se llevaba a la misma fecha el año 2018”.

Revisa Dirigenta del Comercio de Coyhaique calificó de «pésima» actual situación económica 

Lo que no se indica en la difusión, es que este primer trimestre, al igual que cada año, la inversión comienza con un gran número de iniciativas denominadas proyectos de “arrastre”, en otras palabras, todos los proyectos que no se alcanzaron a realizar el año anterior (de ahí el bajo cumplimiento que muestra la tabla) y que al no ser ejecutados por falta de programación o problemas de gestión, se solicita se traslade su financiamiento de un año a otro. Es decir, en su mayoría no son «recursos frescos», sino platas del 2018 no utilizadas, por lo que en un par de meses podría volver a presentarse la misma situación que hace un año.

Es más, el año anterior, en diciembre de 2017, el FNDR en Aysén ejecutó $55 mil 87 millones, monto superior al ejecutado en todo el 2018, $54 mil 985 millones, lo que deja la tarea incumplida de una «economía mejor».

FALTA DE PLANIFICACIÓN REGIONAL

De esta manera, lo que ocurrió en 2018 es que al no gestionarse suficientes iniciativas para financiar con los municipios y el propio Gobierno Regional, en junio se experimenta una baja del marco presupuestario al no aceptar una importante partida de recursos desde la Dirección de Presupuesto que habría superado los $10 mil millones. Al rechazar estos recursos, que estaban contemplados en el Programa PEDZE, el Gobierno esperaba «ralentar» y hasta detener la caída en el porcentaje de ejecución, sin embargo, igualmente desde mayo a diciembre la inversión queda siempre por debajo del promedio nacional, lo que hubiera sido catastrófico de no «devolver» los 10 mil millones programados para la región.

Así, se pudo llegar a un bajo 94,5% de ejecución final al mes de diciembre de 2018, tema que a principios de marzo de este año, fue reclamado por personeros políticos como el Consejero Regional Jorge Abello (DC), quien señaló que la consecuencia de esta mala gestión implicó devolver de las arcas regionales, otros $3 mil millones más a Santiago.

En definitiva, no es aliciente el que a marzo exista un correcto desempeño global del FNDR, ya que se da por la inercia financiera de cada inicio de año. Lo relevante es que pasado el segundo semestre se mantenga el buen ritmo de ejecución, lo que significa que exista una verdadera planificación del desarrollo regional, priorizar áreas y detectar focos de crecimiento endógeno, y anticipar variables no deseadas, consensuado todo ello con municipios y el sector privado, para que la inversión cumpla el cometido de tener sentido y beneficio para los habitantes de cada una de las 10 comunas.

Revisa Histórica caída del FNDR del 1er semestre en Aysén en últimos 12 años

Un comentario sobre “¿Por qué el 2018 fue el peor año económico del FNDR para la Región de Aysén?

  • el 27 abril, 2019 a las 23:31
    Permalink

    Otra visión mas interna del gore es que la DPIR esta tomada por una mafia compuesta por vladimir de la peña (yerno de la directora del diario el divisadero quien evitó hace unos años que la picu hechara a su yerno, yendo ella misma a intendencia a «gestionar»), otro mas de la mafia, victor vera, margarita gonzalez, susana silva, mauricio quezada (yunta del alcalde de ibañez quien lo puso de encargado y le subió el sueldo)…entre otros, que hacen que en esa division ande al 2 y el 3…realmente el gore nivela para abajo con gente que viene de afuera apitutada se queda 20-30 años y se va, mientras que los patagones se quedan a morir en su tierra envenenada por la contaminacion del aire, los desastres naturales, etc…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.