[OPINIÓN] Por qué digo NO al TPP-11…

 


 

Por Eva Bahamonde T. @EVAGABRIELABT 
Asistente Social de profesión y oficio

 

La organización y conocimiento siempre serán la base para tener comunidades informadas y con opinión propia frente a quienes no tienen escrúpulos y solo piensan en la engorda de sus bolsillos y billeteras (los “peces gordos”). Cuando escuche del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP-11) fue hace 4 años, Mujeres de Anamuri Coyhaique estaban siendo parte de un seminario en la escuela de Valle Simpson, fuimos con amigas del Colectivo Radicalmente Mujeres, porque se decía que este acuerdo comercial internacional con apoyo de transnacionales, entre sus objetivos, estaba la privatización de las semillas. Nos quedamos a toda la exposición y realmente el proyecto era terrorífico, no podíamos creer, lo que se estaba tramando y en un secretismo descarado.

 

Es determinante exigir a nuestros parlamentarios a que se sinceren en esta votación y vean de qué lado de la moneda van a estar…”

 

Estas últimas semanas han sido conmovedoras, si bien es cierto las redes sociales son hoy nuestro medio para comunicarnos y difundir lo que sucede, es vergonzoso como en los medios de tv abierta o en periódicos de tiraje nacional nos siguen diciendo lo importante y beneficioso que es este proyecto para el desarrollo del país y de los países que firmen el acuerdo.

El TPP-11 es un tratado que nos va a dañar profunda e irremediablemente, propende a acabar con una importante cantidad de derechos laborales que, como bien sabemos, nos han costado tanto adquirir, ya que el acuerdo mandata a que las empresas transnacionales que están en el tratado pueden demandar a los Estados, sin tomar en cuenta las legislaciones laborales existentes en el país. Va a imponer la privatización de las semillas, si bien es cierto las semillas ya están privatizadas en Chile, existe la libertad de mantener tus semillas y guardarlas de un año para otro como ancestralmente lo han realizado las comunidades indígenas y que con tanto celo y dedicación también lo han hecho las curadoras de semillas. En este tratado lo que se decreta es que las semillas deberán estar todas privatizadas y a quienes se les sorprenda con semillas no inscritas infringirán la ley y podrían tener que pagar con cárcel. Las AFP tendrán blindaje internacional explícito y firmado, nos va a impedir terminar con el negocio de las Isapres. Es un tratado con consecuencias nefastas y no se ha informado adecuadamente a la opinión pública.

En el caso de ser aprobado el TPP-11, se apoya fielmente a las empresas y no ampara la defensa de los derechos humanos, además, las negociaciones de la firma de este tratado no han pasado por la consulta de pueblos originarios, según lo determina el convenio 169 de la OIT.

Lo que se ha sabido de este convenio han sido filtraciones de los 30 capítulos que lo componen, sin embargo, las empresas transnacionales han tenido acceso al proyecto completo, incluso pudiendo hacer modificaciones y recomendaciones.

CH01. SANTIAGO DE CHILE (CHILE), 04/02/2016.- Diversas organizaciones sociales protestan contra el Acuerdo Traspacífico (TPP) hoy, jueves 4 de febrero de 2016, frente al Palacio de la Moneda en Santiago de Chile (Chile). Diferentes organizaciones sociales se manifestaron en la sede del Ejecutivo chileno, contra el Acuerdo Transpacífico (TPP), firmado en Nueva Zelanda, al que acusan de violar la libertad de los ciudadanos y sus derechos civiles. EFE/Sebastián Silva

El informe del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales (2015) señala sobre el TPP que: “Abre la puerta a considerablemente recortar la capacidad del Estado de hacer políticas públicas sin tener que pagar indemnización a las empresas inversionistas por estas políticas”.

Es siempre de la mayor suspicacia el saber por qué el Gobierno de Sebastián Piñera envía con suma urgencia al Congreso este acuerdo para ser votado en la Cámara de Diputados, luego de venir aprobado en las comisiones de Relaciones Exteriores y Hacienda. Fijada este 13 de marzo, la fecha para realizar dicha votación la cual no se llevó a cabo, por las presiones de pueblos originarios y agrupaciones socioambientales. Es determinante exigir a nuestros parlamentarios a que se sinceren en esta votación y vean de qué lado de la moneda van a estar. Y hasta cuándo vamos a dejar que se sigan enriqueciendo unos pocos a costas de muchos, por eso “Yo digo NO al TPP-11”. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.