Nuevo fallo de la Suprema: Despido de funcionaria en Gobierno Regional es «ilegal» y «arbitrario»

Es el segundo caso en la región, luego del reintegro este mes en Intendencia de Sandra Peñaloza Villarroel.

 

«Se acoge el recurso de protección deducido por doña Paula Inés Cruces Pérez en contra del Gobierno Regional, por lo que se deja sin efecto la Resolución Exenta RA N°1693 de 19 de noviembre de 2018 y se dispone que la actora deberá ser reincorporada a sus funciones, en las mismas condiciones existentes antes de la dictación del acto recurrido, debiendo pagársele las remuneraciones correspondientes al período de su separación».

Así lo sentenció pasado el mediodía de este lunes la Corte Suprema, con un nuevo fallo inapelable a favor del reintegro de la funcionaria del Gobierno Regional (GORE) de Aysén, la ingeniero agrónomo Paula Cruces Pérez, argumentando que su despido resuelto por la autoridad regional superior del servicio en la zona fue «ilegal» y «arbitrario».

 

El fallo, se conoce a un mes de un pronunciamiento similar que también permitió recuperar la fuente laboral a la administradora pública Sandra Peñaloza en Intendencia Regional de Aysén. De hecho, la decisión jurídica emanó desde la Tercera Sala del máximo tribuna del país, la misma que sentenció al Gobierno de Sebastián Piñera en abril pasado a retrotraer su decisión de desvincular funcionarios con más de una década «a contrata» de manera continua.

 

Revisa: Corte Suprema ordenó reintegro de funcionaria a contrata despedida en Intendencia de Aysén

 

La decisión fue firmada por los ministros Sergio Muñoz Gajardo, María Eugenia Sandoval Gouet, Arturo Prado Puga y Ángela Vivanco Martínez y el abogado integrante Rafael Gómez B.; y desestima el argumento del Gobierno en cuanto a que la desvinculación de Cruces se debió a «un nuevo perfil para desarrollar funciones en la División de Planificación y Desarrollo Regional (Diplade)«.

 

MOTIVACIÓN DE DESPIDO: «ES PRECARIA E INSUFICIENTE»

La decisión de la Suprema revocó la sentencia apelada del 19 de febrero de este año, pronunciada por la Corte de Apelaciones de Coyhaique, argumentando que Cruces ingresó al servicio del GORE Aysén bajo la modalidad de contrata el año 2007, es decir, cumplió de manera continua más de 11 años en el órgano de Gobierno, con renovaciones de contrato sucesivas.

«Sin embargo, conforme a los antecedentes de la causa, se colige que los fundamentos en que se sustentó la decisión de no renovar la contrata de la actora resultan carentes de motivación porque su contratación se efectuó en todas las renovaciones, para el servicio administrativo del Gobierno Regional de Aysén, sin especificar ningún requisito en relación al perfil profesional del cargo, de modo que no puede invocarse esta exigencia para fundar su desvinculación, al no exigírsele al momento de su nombramiento a contrata».

La Corte Suprema enfatiza en el documento que Paula Cruces «ha sido calificada permanentemente en Lista 1 y que no se ha dispuesto remoción en un sumario administrativo legalmente tramitado».

Por lo que concluye que «la motivación que sustenta la decisión impugnada, se torna precaria e insuficiente, más aún, si se tiene presente, que se trata de una funcionaria que lleva un período tan extenso dentro del órgano recurrido, a saber, 11 años».

Revisa aquí el fallo completo de la Corte Suprema

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.