Gonorrea se dispara de manera «alarmante» en la Región de Aysén

 

Por segundo año consecutivo, la región tiene las tasas más altas de país de esta enfermedad de transmisión sexual, la que supera en 5 veces la media nacional. La Seremi de Salud instala dispensadores de preservativos y hace llamado a tomar conciencia.

 

Cuarenta y seis casos de Gonorrea durante el año pasado en la Región de Aysén, 6 más que el anterior, sitúan a Aysén por segundo año consecutivo con la tasa de infección nacional más alta del país, 43 por cada 100 mil habitantes, indicador que supera con creces la tasa nacional de 8,4 por 100 mil habitantes, cifras alarmantes que deben hacer reflexionar a los ayseninos para que asuman las medidas de prevención para no expandir más esta infección de transmisión sexual.

La Gonorrea ha afectado con mayor frecuencia a menores de 20 años (20% de los casos), donde se han podido pesquisar casos en menores de 15 y 16 años, situación que refleja la falta de una cultura de prevención en las relaciones sexuales.

En tanto esta enfermedad se ha presentado mayoritariamente en hombres, donde el 89,1% de los casos de los últimos casos en Aysén corresponden a este grupo. En la distribución por comunas, cinco comunas han sido afectadas por la Gonorrea, donde Coyhaique presenta la mayor cantidad de casos, seguida por Aysén.

Dada esta realidad, la Seremi de Salud ha instalado durante este año dispensadores de preservativos en los locales nocturnos, como Pubs, discotecas o bares, con la finalidad de que los jóvenes tengan al alcance de manera gratuita una de las medidas de prevención más eficientes para las infecciones de transmisión sexual, que es el uso correcto y permanente del preservativo masculino.

La Gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae. Estas bacterias pueden contagiarse de una persona a otra durante la actividad sexual (relaciones sexuales vaginales, orales y anales) y causan infecciones en el cérvix (cuello del útero, de la matriz), la vagina y la uretra (tubo de la orina).

Si estas infecciones por gonorrea no se tratan pueden extenderse hacia las partes más altas del sistema de la reproducción, causando prostatitis (inflamación de la próstata) y orquiepididimitis (inflamación del epidídimo y los testículos) en los hombres, y enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) en las mujeres.

 

 

 Publicado por Claudio Díaz Peña./ Fuente: Seremi de Salud Región de Aysén.
©2013 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.