Gestores locales opinan sobre el quehacer cultural

Por Priscilla Villavicencio C.

   Cristian Guerra y Sylvia Ruiz son 2 gestores culturales que llegaron a la Región de Aysén, echaron raíces y crearon nexos con la comunidad patagona en una incansable lucha por rescatar el patrimonio cultural y social del pueblo patagón. Por un lado Cristian ha difundido el deporte y el voluntariado a través de su magazine El Elal, y Ruiz ha desarrollado en conjunto con Patagonia Visual el Festival de Cine de la Patagonia, ¿Cómo ha sido este camino y qué es lo que nos queda por delante?

¿Gestor cultural? 

   “¡Uf!, buena pregunta”, responde Sylvia y agrega: “En realidad ahora quizás hay más estudios al respecto, pero no existe una carrera de gestor cultural, entonces  es un poco subestimado o poco entendido, creo que tiene que ver más que nada con hacer cosas, con un agente que permite acercar la cultura y crear un nexo entre los realizadores artísticos con un público reflector de su arte”. De este modo la gestora ha trabajado con la agrupación Patagonia Visual para realizar las 2 versiones del Festival de cine de la Patagonia, así como las itinerancias involucradas y los talleres incluidos en los proyectos para la comunidad. Más personal es el trabajo de Ruiz con la productora Cangrejo Azul, que le ha permitido gestionar la visita de músicos nacionales de calidad a la región como Camila Moreno, La rata bluesera y Chinoy.

Recortes y trabas

    Aún cuando el Consejo de la Cultura informa que sus fondos permanecen intactos e incluso han aumentado para este año, el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) sí sufrió un ajuste en su 2% de Cultura.
   Sylvia Ruiz opina que “me parece mal, porque considero que aquí en la región hay 2 fondos bien importantes (…) y el FNDR de Cultura que nos permitía que como organización postuláramos a proyectos interesantes y bueno este recorte limita bastante las posibilidades de generar proyecto como agrupación”.
   Cristian Guerra declara que “ésta es la gran pelea de todos, ahora van a conformar una reunión de gestores culturales cesantes, entonces cuando ya escuché eso me produjo una, no sé, me puse nervioso, porque ¿cómo va a haber un gestor cultural cesante si se supone que tú tienes que gestar cosas?, o sea, ahí me doy cuenta  que mucha gente esta dependiendo, porque estaban trabajando con los fondos de gobierno, pero no estaban viendo otras opciones, hubo una gran catástrofe, pero eso no va a ser eterno, nos han recortado recursos, bien, pero ahí yo estoy pregonando esa premisa de que el que es gestor cultural se la va a jugar y va a tratar de obtener los recursos  de otros lados”.
   Guerra tiene a su haber 4 ediciones de la revista El ELAL, que a lo largo de los años, a través del FNDR, Chiledeportes, Injuv y la D.O.S. ha desmitificado la idea que la cultura tiene que ver sólo con arte, rescatando identidad culturar de clubes deportivos, voluntariado y organizaciones jóvenes. Para su edición 5 y 6 postuló al Fondart, y grande fue su sorpresa al caer por temas burocráticos.
   “Una de las problemáticas que tienen los artistas o gestores que presentan proyectos al Fondart es la forma,  está hecho de tal manera que el Consejo Nacional de la Cultura en vez de facilitarte las cosas, te las complica, (…) y reclaman porque la gente no presenta proyectos y más encima en 2 años no hacen un montón de actividades”, reclama el gestor y relata que en la institución le dijeron “es un error tuyo, tu te equivocaste, pero yo digo, es la forma, ¿cómo no tienen el criterio de decir te faltó esto, y te dicen te damos la opción de presentar lo que te faltó, porque fue eso, a un proyecto que contaba con el apoyo de 8 municipios de 10, para hablar de los encuentros costumbristas, por no poner como archivo adjunto un documento que iba en el proyecto, el proyecto no fue ni leído”, dice con decepción.

Nuevo gobierno

   “En general uno sabe que para el gobierno actual la cultura no es una prioridad, pero quizás es un poco pronto para opinar, habría que esperar un poco y que se siga avanzando en lo que se avanzó hasta ahora, porque los gobiernos de la Concertación avanzaron bastante con la creación del Ministerio de la Cultura, de los fondos concursables, esperemos que esto no se pierda, no retroceda”, dice con esperanza Sylvia Ruiz.
   Respecto del avance, Cristián recuerda que “el avance vino del tiempo de Lagos, con sus políticas llegó mucho más, fue más accesible al ciudadano común y corriente, los beneficios a que se podían optar, no sólo en el Consejo de la Cultura si no también en la D.O.S.,  gobierno regional, el fomentar la asociatividad, que fue súper importante, de la democracia para acá ha sido todo avance”.
   Sin embargo, como gestor espera ciertos cambios con la nueva administración en la elección de personal que desempeña labores en el Consejo de la Cultura, “creo que una constante con la que nos vamos a encontrar en las opiniones de los artistas,  y que es una propuesta de Piñera, es que trabaje gente capacitada en el área, y en eso concuerdo 100%, que en el Consejo Nacional de Cultura debería trabajar gente más relacionada y que sea más sensible al tema”.
   Finalmente, mientras Guerra seguirá buscando fuentes de financiamiento, Ruiz espera poder continuar con el proyecto del festival de cine  e intercambio musical, “por un lado poder generar un intercambio con lo que pasa afuera y que se pueda conocer,  pero también claramente, la gestión, tendrá  que ver con  un fortalecimiento de lo que ocurre con los creadores de acá y potenciar la identidad”.

De a poco

  Diplomada en gestión cultural de la Universidad de Chile, Sylvia explica lo dificultoso del camino para un gestor en la Patagonia.  “Generar una actividad artística aquí cuesta un poquito más, pero pasan cosas, en general las actividades artístico culturales pasan más en ciudades grandes y cuesta traerlos, porque es caro, la distancia, etc., y además que, generalmente, lo que pasa acá en la región es lo que es apoyado por el sector público, los fondos concursables, proyectos,  más que la empresa privada. Quizás en otras regiones las empresas toman más protagonismo en el apoyo a  las actividades culturales, todavía cuesta un poco, pero está pasando”, afirma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.