Entrevista al presidente de la ANEF Aysén

El dirigente regional de la ANEF se refirió al rechazo en el Senado, el pasado miércoles 13 de abril, para incorporar a la Carta Magna el derecho de negociación colectiva y huelga para los empleados fiscales.

Por EPD Noticias

Por 21 votos a favor y 8 abstenciones, el Senado rechazó la semana pasada el proyecto de Reforma Constitucional que presentó el senador Hernán Larraín (UDI) sobre Negociación Colectiva con derecho a huelga en el sector público. Tanto el autor de la moción como parlamentarios de oposición, lamentaron lo que los funcionarios públicos catalogaron un “bloqueo” a la iniciativa. “Lamento que no se haya comprendido la conveniencia de esta reforma”, concluyó el senador Larraín.

Julio López, presidente regional de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), conversó con EPD Noticias para detallar el cómo afecta esta situación a los trabajadores del sector público.

¿Cómo toman este resultado de la discusión en la Cámara Alta?

– Hay mucho que discutir todavía, aun cuando en el Congreso se le haya dado un portazo (a la iniciativa), se haya cerrado a conversar respecto al tema y los funcionarios públicos tenemos mucho que decir, nosotros hemos señalado documentalmente -en un documento que se llama “Chile país de mayorías”- que en definitiva nosotros queremos avanzar en nuestros derechos, no por simple antojo, si no porque entre otras cosas tener más derechos, tener más autonomía sindical, tener más fuerza dentro de los servicios públicos, le permite también al ciudadano constatar que existe un poder autónomo dentro del servicio público, que entre otras cosas, le garantiza que podemos hacer denuncias sobre corrupción, como lo hemos hecho, muchas veces, en las distintas asociaciones de funcionarios.

Falta un mayor respaldo…

– Yo trabajo en ChileDeportes y mi asociación fue la primera en levantar la voz, señalando que en nuestro servicio había actos de corrupción. Entonces necesitamos un poder sindical autónomo y mucho más poderoso.

Y para eso topamos con una prohibición constitucional que es de la época de las cavernas, porque en dictadura se plebiscitó una Constitución que a nosotros nos niega la posibilidad de tener negociación colectiva y, encima, derecho a huelga. Insito, esto es de la época de las cavernas, porque en ninguna otra parte del mundo la constitución niegue un derecho que es señalado como fundamental por la OIT. Por ejemplo, existe en países africanos, en países subdesarrollados, existe en países mucho más pobres que el nuestro, pero con democracias más profundas que en el nuestro.

Los senadores de Renovación Nacional Alberto Espina y Baldo Prokurica se abstuvieron en la votación del proyecto, junto a Carlos Larraín, Francisco Chahuán y Carlos Ignacio Kuschel. Por la UDI, se sumaron Pablo Longueira (UDI), Jaime Orpis y Gonzalo Uriarte. (Foto: www.senado.cl)

¿Entonces cuál es la evaluación de este rechazo a la negociación colectiva?

– Es grave lo que ha pasado, porque si bien nosotros aplaudíamos y veíamos con mucho interés la posibilidad de que se abriera esta discusión en el parlamento, hemos visto como ahora la operación desde el Gobierno ha impedido que esa discusión se concrete. Lo que ha sucedido es bien sencillo, al Gobierno de Sebastián Piñera, le acomoda mucho, le gusta la Constitución de la dictadura de Pinochet, a ellos le gusta tenernos inmovilizados, la ministra Matthei cuando fue a la comisión de Constitución, Legislación y Justicia a hablar por este tema, a poner la mirada de Gobierno sobre esta posibilidad, tuvo expresiones que son aberrantes. Dijo entre otras cosas que el sector público está constituido mayoritariamente por trabajadores que gozan de inamovilidad. Parece ignorar, ella, que hay servicios como el Sename donde mas del 90% de la gente es a Contrata y a Honorarios, los pueden despedir, y así ha sido, en cualquier momento.

Como reforma a la Constitución, la moción necesitaba un quórum de respaldo de 25 votos. Sin embargo, la votación en la Cámara Alta alcanzó tan sólo 21 votos a favor -entre ellos los 2 senadores por la Región de Aysén, Antonio Horvath (RN) y Patricio Walker (DC)- . Otros 8 senadores del oficialismo se abstuvieron, lo que no permitió el avanzar con la reforma, truncando la iniciativa y obligando a posponerla para 2012.

“Trampa gigantesca”

¿La idea del gobierno es ponerle letra chica al proyecto de ley?

Desde luego que la intención del gobierno es ponerle a esto “letra chica”, pero si ellos tienen la posibilidad de impedir que se celebre este contrato, este acuerdo que nos permita estos derechos, lo van a impedir y lo acaban de hacer, nos cerraron la puerta por un año más.

La ministra Matthei, y es importante que la ciudadanía se informe de su presentación respecto a esta iniciativa, dijo que nosotros gozábamos de inamovilidad, por eso era muy peligroso darnos derecho a huelga. Dijo también que le preocupa al Gobierno, también que nosotros planteemos nuestras inquietudes cuando se acercan periodos electorales, la verdad es que para el Gobierno de Sebastián Piñera nunca es momento  para que los funcionarios públicos planteemos nuestras inquietudes.

Nosotros, como ANEF, hicimos un petitorio por escrito en agosto de año pasado y todavía no se responde. Entonces lo que ha sucedido aquí es impedir esta discusión y si esta discusión se da en un año más claramente ellos, y lo dijo la ministra Matthei, van a intentar que el articulado de esta reforma constitucional se parezca lo más posible al Código del Trabajo y ahí se nos viene una trampa que es gigantesca.

Julio López, presidente ANEF Aysén (Archivo EPD Noticias)

La Constitución desde 1989 ha tenido múltiples modificaciones, pero este tema nunca se discutió antes, ¿no hubo fuerza entre los empleados públicos para plantearlo antes?

– Hay que hacerse una autocrítica, la ANEF no tuvo la suficiente fuerza y claridad y la convicción para insistir que nuestro interés primordial era democratizar el país y poder darle más derechos a la ciudadanía y a los trabajadores. Nos fuimos 20 años en movilizaciones que buscaban mayores remuneraciones y mejores sistemas de remuneraciones, y eso por sí solo no es malo, lo malo es cuando se usa el movimiento sindical sólo para eso, el movimiento sindical ha declarado la CUT, la ANEF, que nosotros buscamos reformas políticas profundas, porque nosotros no vamos a terminar de dar la pelea nunca.

©2011 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.