COLUMNA EPD: “Violencia de Género en Redes Sociales”

Facebook y Twitter dan la posibilidad de difundir informaciones de manera rápida que pueden incluso dar la vuelta al mundo. Sin embargo, como cualquier tecnología también puede ser mal utilizada. Me refiero a los comentarios que se publican, ya sea en ambas redes sociales como inclusive en medios electrónicos.

 

 

Por María Francisca Rojas C.
Directora Sernam Región de Aysén

 

 

COL DIR SERNAM
La sociedad chilena cada vez ha ido internalizando que cualquier tipo de violencia contra las mujeres es nociva no sólo para las afectadas, sino para las familias. Más de 2 décadas nos demoramos para entender que la violencia intrafamiliar no debe ni puede ser justificada. Actualmente, más mujeres se atreven a denunciar y en las conversaciones familiares ya es menos común escuchar posibles conductas de la víctima que justifiquen el actuar del agresor. Pese al camino recorrido aún queda mucho por hacer. Las estadísticas en Chile y el mundo, muestran que son las mujeres quienes mayoritariamente son objeto de violencia tanto en sus relaciones de pareja como en la esfera pública.

 

Me gustaría detenerme en un aspecto de los posibles maltratos que se dan en las nuevas tecnologías. Facebook y Twitter dan la posibilidad de difundir informaciones de manera rápida que pueden incluso dar la vuelta al mundo. Sin embargo, como cualquier tecnología también puede ser mal utilizada. Me refiero a los comentarios que se publican, ya sea en ambas redes sociales como inclusive en medios electrónicos.

 

No me motiva llamar la atención a los medios de comunicación virtuales u otros canales mediáticos, sino más bien relevar el rol que cumplen en la construcción de realidades. Día a día los cibernautas utilizan estos Medios de Comunicación Social (M.C.S.) para informarse y entretenerse. Es valorable que ya no se necesiten tantos recursos para crear y mantener un M.C.S., a lo que se agrega que en regiones como la nuestra la publicidad no es tan grande como en otros territorios de nuestro país.

 

Volviendo al punto, cuando un medio de comunicación o red social reproduce la violencia simbólica–mediática, no es otra cosa que patrones socioculturales estereotipados. Estos mensajes naturalizan la subordinación de las mujeres en la sociedad. Ejemplos hay muchos: “los hombres son racionales y las mujeres emotivas o los hombres están hechos para las grandes responsabilidades, las mujeres están hechas para cuidar de los demás”. Otro ejemplo es la recurrencia en los comentarios de una información cuando se cae en descalificaciones y en tratos vejatorios a mujeres utilizando en el anonimato. Hay que tener presente que, cada vez más, las leyes chilenas se van actualizando, por lo que este tipo de comportamiento puede y debe ser sancionado. Es probable que una vez creado el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género avance en esa línea.

 

Ante todo este escenario es menester de los medios de comunicación social el de promover la igualdad de género que busca que las diferencias entre mujeres y hombres no signifiquen una situación injusta, desventajosa y discriminatoria para ningún sexo. Ésta se dará cuando mujeres y hombres puedan tener el mismo estatus, responsabilidades, oportunidades y gozar de todos sus Derechos Humanos.

 

 

 

Comentarios a: contacto@elpatagondomingo.cl 

 

 

©2014 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.