COLUMNA EPD: “Tarea pa’ la casa…”

 Lo cierto es que, pese a que en la mayoría de los casos los protagonistas UDI se justifican luego, con que los dichos se tratan de “chilenismos”,  se disculpan por sus exabruptos, e incluso algunos amenazan con volver a decir lo mismo, la tendencia es clara, aun quedan importantes sectores del gremialismos que defienden un estilo, un trato, una forma de relacionarse con el otro cuando tiene una visión distinta a la de ellos, no importando para esto la honorabilidad del cargo, el contexto del lugar en que se está, y ni siquiera la presencia de cámaras de televisión, no hay pudor alguno…

 

 

Por Claudio Díaz Peña (*)
cdiaz@elpatagondomingo.cl / @claudio_diazp

 

Ándate a la chucha…” esa fue la frase que el 10 de septiembre pasado lanzó desde el auto de la comitiva oficial el diputado UDI, Ramón Barros, para responder a un chileno residente en Australia, porque se manifestaba contra el lucro en la Educación que persiste en Chile. El diputado Barros acompañaba en Sidney al Presidente de la República, Sebastián Piñera, y tras el garabateo argumentó que no era posible que “5 personas armen con una bandera del Ché Guevera una manifestación que no tiene ningún sentido”…

Al día siguiente, el 11 de septiembre todo iba bien, tras acordarse con el presidente de la Cámara de Diputados, realizar un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de la dictadura y al ex Presidente Savador Allende, al cumplirse 39 años del golpe de Estado. Claro, todo iba bien hasta que otro diputado UDI, esta vez, Ignacio Urrutia, no solo cuestionó el momento solemne, sino que lo interrumpió deliberadamente lanzando un insulto contra el extinto mandatario que se autoeliminó en 1973. “¿A los cobardes que se suicidaron ese día también le vamos a rendir homenaje? ¿Al cobarde que se suicidó ese día también? No puedo creerlo, presidente“, manifestó el diputado UDI.

Hace una semana, la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, también militante de la UDI, trató de “huevones de mierda” a congresistas de la oposición, ante su ofuscación de sentir que la hacían perder tiempo en el hemiciclo…

Este lunes fue el turno del diputado de la UDI, Gonzalo Arenas, quien vía Twitter calificó de “SIMIO” en reiteradas ocasiones, al reelecto presidente de Venezuela, Hugo Chávez:  “Y GANÓ EL SIMIO !!!!!!! “, fue el primer tuiteo que escribió el parlamentario UDI en su cuenta personal, para luego agregar en la red social: “Ahora en Venezuela, Banana gratis para todos los seguidores del SIMIO !!!!!”

Y ayer, en la lista de declaraciones destempladas y sin sentido, se repitió el plato nuevamente el diputado Ignacio Urrutia, quien dijo que se oponía al ingreso de homosexuales a las Fuerzas Armadas, ya que en el caso de un ataque de países vecinos como Perú y Bolivia, “nos volaban la raja”.

El fino representante de la UDI protagonizó este incidente durante una sesión de la Comisión de Defensa, la que se desarrollaba de manera privada, y a la que acudieron altos mandos de las Fuerzas Armadas precisamente para discutir las políticas de antidiscriminación, tras las denuncias por homofobia y marginación de homosexuales que ingresan a las distintas ramas militares.

Todo lo anterior, es un breve repaso de lo que ha ocurrido sólo en los últimos 30 días, expresiones que han sido vertidas en la prensa, por Twitter o en plenas actuaciones propias del cargo de autoridades y representantes populares, porque sinceramente en tan pocas líneas no se alcanza a rememorar otros abundantes dichos del alcalde UDI a la reelección en Providencia, Cristian Labbé,  o las frases del parlamentario gremialista, Iván Moreira, ambos verdaderos opinólogos políticos que cada cierto tiempo disparan las más desatinadas reflexiones de intolerancia.

Lo cierto es que, pese a que en la mayoría de los casos los protagonistas UDI se justifican luego, con que los dichos se tratan de “chilenismos”,  se disculpan por sus exabruptos, e incluso algunos amenazan con volver a decir lo mismo, la tendencia es clara, aun quedan importantes sectores del gremialismos que defienden un estilo, un trato, una forma de relacionarse con el otro cuando tiene una visión distinta a la de ellos, no importando para esto la honorabilidad del cargo, el contexto del lugar en que se está, y ni siquiera la presencia de cámaras de televisión, no hay pudor alguno…

Ante la duda, reviso la pagina oficial de la Unión Demócrata Independiente, que a la luz de estas situaciones no parece con tanta unión, ni tan demócrata, pero el sitio web www.udi.cl   señala que el partido fundado por Jaime Guzmán es el “verdadero motor del cambio popular”, y que apuestan a concretar “el sueño de un país justo”, “un país mejor para todos”… por eso dejó como tarea para la casa a quien quiera sacar las conclusiones finales…

 

(*) Es Periodista y Editor de Contenidos de EPD Comunicaciones Ltda.

 

©2012 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.