COLUMNA EPD: “A ver, ¿Quién inició la ‘caza de brujas’?”

Un decreto papal del 5 de diciembre de 1484 -la bula Summis desiderantes affectibus firmada por el Papa Inocencio VIII- reconoció oficialmente la existencia de las brujas. Eso no es todo. Los inquisidores tenían herramientas como el “edicto de fe”, con el que se obligaba a los fieles, bajo pena de excomunión, a denunciar a los herejes y cómplices, así surgían rápidamente numerosos delatores protegidas por el anonimato.

 

Por Claudio Díaz Peña (*)
cdiaz@elpatagondomingo.cl / @claudio_diazp

 

En el año 1.184 se fundó en el sur de Francia una institución para combatir la herejía. Este fue el primer antecedente de La Inquisición, que se constituyó finalmente en el año 1231, bajo el papado de Gregorio IX.

Es una de las etapas más oscuras de la Iglesia Católica, en que por varias centurias en Europa arremetió contra los supuestos herejes del dogma de la fe.

Para esto, el Vaticano entregó la responsabilidad de los obispos -en materia de ortodoxia- a los llamados inquisidores medievales, que eran casi exclusivamente franciscanos y dominicos, debido a su mejor preparación teológica y su supuesto rechazo de las ambiciones mundanas.

Los inquisidores imprimían severos castigos, y derechamente torturas que se aplicaban según la resistencia del acusado o acusada de practicar la herejía o brujería. Incluso, muchas de estas terribles sesiones, a nombre del Papa y de la Iglesia, se realizaban en juicios públicos, en plazas abiertas donde los súbditos, pese a las atrocidades, eran apoyadas en masa para dar cumplimiento a las sentencias dictadas por el Tribunal de la Santa Inquisición.

Es más, en un decreto papal del 5 de diciembre de 1484, la bula Summis desiderantes affectibus firmada por el Papa Inocencio VIII, reconoció oficialmente la existencia de las brujas.

Eso no es todo. Los inquisidores tenían herramientas como el “edicto de fe”, con el que se obligaba a los fieles, bajo pena de excomunión, a denunciar a los herejes y cómplices, así surgían rápidamente numerosos delatores protegidas por el anonimato.

Durante varios siglos la Inquisición cobró la vida de miles de supuestos herejes, torturándolos o enviándolos a la hoguera. De hecho, el Tribunal de la Santa Inquisición también llegó a America, especialmente a México y Perú, donde hubo Tribunales del Santo Oficio, hacia el año 1600 y que decayeron con la independencia de las naciones sudamericanas a principios del 1800.

Es curioso, pero por estos días en Chile los casos de abusos sexuales, denunciados contra sacerdotes de la Iglesia Católica, ha traído a la controversia los mismos conceptos de hace más de 500 años. Ocurrió antes con la defensa del cura Fernando Karadima, y esta semana con John O’Reilly: “Que se trata de acusaciones sin respaldo”,”Que hay ataques soberbios a la imagen pública de una persona buena”, “Pero si él sólo ha hecho tanto bien…”, “Aquí existe una verdadera ‘caza de brujas’, qué vergüenza…”

Luis Hermosilla, representante del sacerdote John O’Reilly, señaló que esperaba que el religioso de los Legionarios de Cristo no fuera sometido a un “fusilamiento público”, por la denuncia de abuso sexual que estampó la familia de una estudiante, de 6 años, del Colegio Cumbres en Santiago.

Y el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, apuntó a que las denuncias de abusos sexuales formuladas contra sacerdotes en el último tiempo, son “una medicina para la Iglesia” y que en el caso del ex capellán del Colegio Cumbres, “la verosimilitud hay que probarla, en estos momentos yo no puedo decir nada”, sentenció.

El Papa Juan Pablo II pidió perdón en reiteradas oportunidades, por los actos que la Santa Inquisición -en nombre de la Iglesia Católica- llevó adelante …por más  de 600 años!!

Ciertamente, nadie está libre de los errores, y nadie está por sobre la ley, menos la Iglesia y sus representantes. Por eso, como dijo el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, “la iglesia es santa y pecadora al estar integrada por hombres y mujeres, que habitualmente ofenden a Dios” …y claro, entre ellos están también los sacerdotes…

(*) Es Periodista y Editor de Contenidos de EPD Comunicaciones Ltda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.