COLUMNA EPD: “Disculpe, ¿por qué pide perdón Presidente?”

Si bien es cierto, es noble reconocer los errores, en este caso las expresiones del ministro vocero no hacen más que generar más desilusión -sobre lo expresado por Sebastián Piñera- porque el gesto de perdón sólo va dirigido a quienes votaron por él y no a todos los ciudadanos que sienten algún grado de frustración por la gestión gubernamental…

 

 

Por Jorge Díaz Guzmán (*)
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Los coletazos políticos del mensaje presidencial del pasado 21 de mayo, sin duda, seguirán siendo tema de discusión en las próximas semanas y meses, y las interpretaciones que de él se hagan serán de distinta índole y muy variadas.

 Una de sus aristas, es el cambio de actitud que intentó marcar el Presidente en su intervención ante el Congreso Pleno y que su propio primo vocero, el ministro secretario de general de gobierno, Andrés Chaduwick, interpretó señalando: “el Presidente le debe el perdón a quienes se desilusionaron”.

Es evidente que el estar bajo el 30 % de apoyo ciudadano, significa para el primer mandatario, que perdió gran parte del capital político que hizo posible instalarlo en el sillón de O’Higgins, y eso, no sólo le preocupa a él, sino que también a toda la coalición que  sustenta el gobierno desde el punto de vista político.

Constatar que su gestión mantiene un porcentaje de rechazo del orden del 70%, hizo reflexionar al Presidente, a tal punto, que su vanidad, la misma que lo hizo perseverar en ser Presidente de Chile, se vio afectada.

El 21 de mayo pasado el primer mandatario pidió perdón por los errores cometidos, sin señalar claramente cuáles y a quienes afectó, pero está claro que ese perdón va dirigido a sus partidarios más cercanos que hoy le emplazan y distancian, como queda demostrado en las últimas  encuestas.

 Su colaborador más cercano, el ministro Andrés Chadwick salió, este miércoles a interpretar sus dichos, señalando además que “frente a esos errores, que pueden haber significado a algunas personas alguna desilusión, frustración, alguna situación de demora en alguna expectativa, el Presidente les pide perdón, porque a ellos les debe el perdón: a todos quienes confiaron y lo eligieron Presidente de la República”.

Si bien es cierto, es noble reconocer los errores, en este caso las expresiones del ministro vocero no hacen más que generar más desilusión -sobre lo expresado por Sebastián Piñera- porque el gesto de perdón sólo va dirigido a quienes votaron por  él y no a todos los ciudadanos que sienten algún grado de frustración por la gestión gubernamental, y al final lo que se puede colegir de las interpretaciones de su vocero, es que el gesto tiene únicamente una motivación política, ad portas de una elección municipal y un esfuerzo desesperado por alinear las huestes para enfrentar las próximas elecciones generales.

El diseño del segundo piso de La Moneda, que a juicio del presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, debiera estar en el subsuelo del Palacio de Gobierno, una vez más es equivoco y el esfuerzo por mostrar adhesión con plausores, acarreos y chocman, no fue coherente con el perdón solicitado por el Presidente de la República.

(*) Es Comunicador Social y Director Ejecutivo de EPD Comunicaciones Ltda.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.