COLUMNA EPD: “Los de arriba de la pirámide…”

Hoy, comenzó la “mediación” entre el Sernac, la Superintendencia de Bancos y las entidades bancarias involucradas en el fraude, pero es lamentable que aún hoy el Sernac sólo pueda “mediar amistosamente” en estos casos. Resulta más difícil si los que están en la cima de la pirámide, entiéndase la Asociación de Bancos, así como las empresas Redbanc, Transbank, no han querido aceptar la responsabilidad que le compete a cada institución y al sistema digital que ellos mismos crearon, y por el cual cobran mantención mensual, y en el caso de los cuentacorrentistas chilenos uno de los más altos cobros de mantención en el mundo.

 

 

Por Claudio Díaz Peña (*)
cdiaz@elpatagondomingo.cl / @claudio_diazp

 

El mercado no lo resuelve todo, y lejos de ser perfecto, es bastante anómalo, al menos para quienes están en la parte media y baja de la pirámide que existe en la economía, y en los negocios. Es decir, quienes están en la cúspide del triangulo financiero siempre abogan por mantener el flujo de caja lleno, el circulante incesante de ganancias hacia sus cuentas empresariales y personales, mientras a la inmensa mayoría, le chorrean los bonos, los subsidios, las deudas y las tasas de interés, pero en ningún caso un cambio realmente fundamental o relevante que pueda atentar contra este modelo de mercado. Ejemplos hay.

Caso 1: Los más de 2 mil clientes de diversas instituciones financieras que fueron estafados en operaciones que se concentraron en la Región de La Araucanía y que denunciaron retiros ilegales de dinero desde sus cuentas bancarias personales.

Hoy, comenzó la “mediación” entre el Sernac, la Superintendencia de Bancos y las entidades bancarias involucradas en el fraude, pero es lamentable que aún hoy el Sernac sólo pueda “mediar amistosamente” en estos casos.

Resulta más difícil si los que están en la cima de la pirámide, entiéndase la Asociación de Bancos, así como las empresas Redbanc, Transbank, no han querido aceptar la responsabilidad que le compete a cada institución y al sistema digital que ellos mismos crearon, y por el cual cobran mantención mensual, y en el caso de los cuentacorrentistas chilenos uno de los más altos cobros de mantención en el mundo.

Los afectados en todo el país ya se han organizado y cuentan con un Facebook  titulado “A mí también me sacaron plata de la cuenta del banco“, hoy marcharon muchos clientes por la plaza de Temuco en la agrupación que se denomina “Estafados Bancarios de Temuco“. Todo ello para demostrar la indignación, ante la lenta solución de la mayoría de los bancos.

BancoEstado ha comenzado la devolución del dinero a sus clientes afectados, claro que debe usted firmar una cartita en que renuncia a su derechos y desistimiento de acciones legales. Practicas similares en Banco de Chile, Banco BICE, ITAU, BCI y Santander donde la comunicación de los bancos ha sido poco precisa, difusa, aislada…  ¿una buena estrategia, no?

El polémico caso que abrió el anunció de Enersis, y que alertó a sus pequeños accionistas, es el caso 2. Enersis es propiedad del grupo italiano Enel y del español Endesa, y hace una semana al informar que había decidido un aumento de capital histórico por US$8 mil millones en sus activos en América del Sur, se desató el conflicto.

Claro, porque  la operación que se propone para aumentar ese capital es que el 60% de los US$8 mil millones sería a través de activos que estarían sobrevalorizados en US$4 mil 862 millones, los que en realidad no superarían los US$1.200. El tema son los otros US$3 mil millones que deben aportar los accionistas minoritarios. ¿Quiénes son los minoritarios?, lo que estamos más abajito de la pirámide, quienes tendríamos que desembolsar la millonaria cifra, porque se trata de dineros de los fondos de pensiones, por ello el anuncio generó inmediatas críticas de las AFP. Las dudas, como el rechazo siguen ahora en el mercado financiero.

Y es que si las AFP chilenas son accionistas en Enersis, eso quiere decir que sus dineros, los míos y los de gran parte de la masa laboral chilena están ahí… en el juego de la especulación.

Ciertamente, pese a cambios en la ley, a las declaraciones de muy “buena crianza” de la industria y el gobierno, cuando es la banca, las AFP, las Isapres, los megasupermercados o las cadenas farmacéuticas las que deben “pagar”, parece que lo primero en la lista de respuestas es no hacerse cargo y menos pensar en devolver un céntimo a “sus” clientes. ¿O no se acuerda que las farmacias al coludirse dijeron que no devolverían dinero, lo mismo que dijeron los ejecutivos de La Polar?, hoy nuevamente los están diciendo los bancos, pese a que obtuvieron en los primeros 6 meses de este año ganancias por más de $826 mil 302 millones… ¿a costa de qué parte de la pirámide cree que lo hicieron?

 

(*) Es Periodista y Editor de Contenidos de EPD Comunicaciones Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.