COLUMNA EPD: “La presión contra el asilo”

 

En el actual conflicto diplomático, entre Londres y Quito, ya lejos del conflicto Este-Oeste, está la presión de EEUU. Para nadie es un misterio la amistad entre la corona británica y el “Tío Sam“, y la falta de musculatura de Ecuador, para un “gallito” con ambos países, sin embargo, por el mismo contexto -lejos de la Guerra Fría-, Ecuador ha recibido muestras de simpatía de otros países del Cono Sur y también de Europa, que indirectamente llaman poner a prueba, una vez más, la soberanía de un país pequeño, al margen de los intereses de las grandes potencias.

 

 

Por Jorge Díaz Guzmán (*)
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

 

El asilo contra la opresión”, reza nuestro Himno Nacional, frase que hoy está en el debate internacional a propósito de la solicitud que hiciera el australiano fundador de Wikileaks, Julian Assange, a Ecuador. La decisión supone un desafío al Reino Unido y a EEUU, para que respeten una figura de antiguo y  que se normó en tiempos de la Guerra Fría.

Nuestro país, tiene una larga tradición en esta materia, y desde los orígenes de la república, hemos abierto las puertas  a muchos notables y otros no tanto, que conocieron de la hospitalidad chilena por razones políticas, así como también, muchos connacionales han sido huéspedes de diversos países, en algunas etapas de nuestra historia.

Para el gobierno ecuatoriano Julian Assange, es víctima de una persecución política por su trabajo como activista de la libertad de expresión y es perseguido por USA, luego que el australiano difundiera archivos del Departamento de Estado de ese país, donde dejó al descubierto la intervención norteamericana en conflictos internos de diversos países, incluyendo el nuestro.

Luego de ese episodio, surgieron acusaciones  en contra de Assange de distinta naturaleza, entre otras,  de acoso sexual en Suecia, quien pide su extradición desde Londres, razón por la cual se refugió en la embajada de Ecuador en Inglaterra. El país sudamericano lo acogió como huésped, mientras estudiaba su situación, hasta que éste miércoles 15 de agosto, decidiera concederle asilo diplomático.

Los países miembros de las Naciones Unidas, reconocen esta figura, bajo la Convención sobre Refugiados de 1951 y el Protocolo de 1967, y de acuerdo con estos compromisos contraídos internacionalmente, las naciones están obligadas a conceder asilo humanitario y no pueden ni deben devolver por la fuerza a un refugiado a su país de origen ( o por quien lo reclame) por el peligro que le significa al asilado, argumento que sostiene Ecuador, al acoger como refugiado a Julian Assange.

Chile no ha estado exento de situaciones similares, baste recordar lo sucedido en 1991, cuando el dictador de la ex República Democrática de Alemana, Erick Honecker,  fue acogido como huésped en la embajada de Chile en Moscú, con la anuencia del embajador chileno Clodomiro Almeyda, generando una crisis diplomática entre Chile y Alemania. Al final,  y luego de extensas negociaciones, Honecker fue acogido por Chile, hasta su muerte en 1994.

En el actual conflicto diplomático, entre Londres y Quito, ya lejos del conflicto Este-Oeste, está la presión de EEUU. Para nadie es un misterio la amistad entre la corona británica y el “Tío Sam“, y la falta de musculatura de Ecuador, para un “gallito” con ambos países, sin embargo, por el mismo contexto -lejos de la Guerra Fría-, Ecuador ha recibido muestras de simpatía de otros países del Cono Sur y también de Europa, que indirectamente llaman poner a prueba, una vez más, la soberanía de un país pequeño, al margen de los intereses de las grandes potencias.

Hasta el momento Chile no se ha manifestado. Sí lo hizo ya Unasur, y se prevé un apoyo continental a Ecuador, sobre todo, luego que éste organismo apoyara a Argentina por el tema Islas Malvinas en disputa con Inglaterra, actor principal en este caso.

Así las cosas, se abre un conflicto diplomático, que puede complicar a Chile, en el marco de la disputa marítima con Perú, ya que Ecuador es un aliado de la postura chilena en la disputa marítima con nuestro vecino del norte, e Inglaterra ve a Chile como su aliado histórico. ¿Qué haremos como país? ¿dónde se pondrá Chile?… Una respuesta que muchos esperan con prontitud.

 

(*) Es Comunicador Social y Director Ejecutivo de EPD Comunicaciones Ltda.
 
©2012 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Un comentario sobre “COLUMNA EPD: “La presión contra el asilo”

  • el 17 agosto, 2012 a las 18:57
    Permalink

    Bueno y claro tu comentario. Lo único que eché de menos fue la omisión de Suecia en el entuerto… Como residente en Suecia te puedo acotar que ésta ya ha dado muestras de deportaciones con unos ciudadanos egipcios, ello fue con el gobierno socialdemócrata, ahora tenemos un gobierno de derecha abierto, lacayos de Estados Unidos. ¿Qué se podría esperar de ellos? Deportación inmediata de Assagen a EEUU. La representante de Suecia se muestra y se hace la ofendida porque Ecuador no confía en el gobierno Suecia. Todo está muy clarito. Inglaterra se siente “obligado” con la deportación de Assgen a Suecia para un juicio sucio y Suecia listo y preparado para mandar a Assagen a la muerte, sin lugar a dudas! Lo bueno de todo esto es la lección que le está dando el “pequeño” Ecuador a ese par de monstruos (EEUU e Inglaterra) y “de pasadita” a la amrericanizada Suecia. Veremos que pueda suceder… Ecuador hace lo correcto y muy inteligentemente!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.