COLUMNA EPD: “Entonces la luna es de queso…”

En el último tiempo, además, el gobierno ha insistido en destacar las políticas económicas, enfatizando el histórico crecimiento país y el pleno empleo que se vive en este periodo. Sin embargo, al emerger la demanda del sueldo mínimo en este escenario exitista, el Gobierno resta más que suma a la perspectiva de los trabajadores, con un portazo a mejorar la calidad de vida de los que ganan menos.

 

Por Claudio Díaz Peña (*)
cdiaz@elpatagondomingo.cl / @claudio_diazp

 

 

Esta semana se conoció una nueva encuesta Adimark, la del recién pasado mes de junio.  Y los resultados ya parecen no asombrar ni a la Oposición, ni al Congreso, ni al Gobierno, ni a los ciudadanos. Claro, porque aunque los números muestran un leve aumento, siguen la tendencia ya conocida durante el último año.

El Presidente Piñera mantiene su magro margen de aprobación, subiendo de mayo a junio en un punto, de 33% a 34%, lo que estadísticamente no es significativo.  Eso sí, la desaprobación al Jefe de Gobierno sigue férrea en un 58%.

Lo cierto es que desde mayo de 2011, que Piñera no supera más allá del 36%, y aún hoy está a 2 puntos por debajo de esa débil aprobación ciudadana.

De hecho, en abril pasado Piñera tocó fondo, con el apoyo ciudadano más bajo en la historia de un Presidente de Chile, con un paupérrimo 26% de respaldo. Y es curioso, que su repunte de 8 puntos en los últimos 2 meses, genere una especie de alegría contenida en el oficialismo.

No es sólo una percepción-país. Recientemente, la empresa encuestadora mexicana Mitofsky publicó un sondeo que midió la aprobación de todos los presidentes americanos.

De los 19 mandatarios del continente, Piñera se ubicó en la categoría de “Evaluación Muy Baja”, al estar bajo el 40%.  Y es que Sebastián con su 33% estaba al final de la tabla,  incluso bajo Evo Morales de Bolivia (39%); y a la par del panameño, Ricardo Martinelli (33%). Claro que mientras el mandatario centroamericano bajó de 52% a 33%, Piñera venía subiendo desde el último escalón, es decir, de su histórico 26%.

Otra encuesta. La última medición de Cooperativa e Imaginacción, prácticamente situó que el 60% de las familias encuestadas evaluó al Presidente de Chile con una nota entre 1 y 4. Así la mayoría de los consultados calificó a Piñera con una promedio “rojo”, donde la nota predominante es un 3,7. O sea Piñera no alcanza al 4, y por lo tanto, en buen chileno no pasa de curso.

Desde el gobierno, están acostumbrados a minimizar los bajos guarismos, y se dice que no se quiere actuar con populismo ni demagogia. Pero, en el transcurso de este último año, el Gobierno ha hecho de todo para congraciarse con los ciudadanos, ha hecho cambios de gabinete, con ministros que se van a tomar cargos en el congreso, y congresistas que han llegado al rol de ministros, sin ningún pudor.

En el último tiempo, además, el gobierno ha insistido en destacar las políticas económicas, enfatizando el histórico crecimiento país y el pleno empleo que se vive en este periodo. Sin embargo, al emerger la demanda del sueldo mínimo en este escenario exitista, el Gobierno resta más que suma a la perspectiva de los trabajadores, con un portazo a mejorar la calidad de vida de los que ganan menos.

Y ahí se entiende por qué en un país donde se destaca el gran desempeño económico, se debe seguir hechando mano, cada cierto tiempo, a bonos de apoyo, subsidios relámpagos, que curiosamente su aprobación o entrega han coincidido con el incremento de la popularidad del Presidente y el Gobierno… si eso no es populismo, entonces la luna es de queso

 

(*) Es Periodista y Editor de Contenidos de EPD Comunicaciones Ltda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.