COLUMNA EPD: “El apoyo a la ‘roja’…”

Pero ya estamos a un estándar, que le permite proyectarse hacia un nuevo escenario, pero para ello, se requiere también, de una clase políticas y de una ciudadanía dispuesta a debatir los nuevos temas con mayor madurez, pasando de la consigna y el eslogan a la participación activa en la propuestas que se discuten y el momento propicio para ello son las elecciones generales, como  las que enfrentaremos en noviembre próximo.

 

 

Por Jorge Díaz Guzmán (*)
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl / @JdiazguzmanCom

 

“Mañana todos con la roja”, dijo ayer la ministra secretaria general de gobierno Cecilia Pérez, cuando le preguntaron por el arribo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, comentario que encendió las redes, de quienes consideraron un ninguneo por parte de la ministra a la figura de la ex mandataria, y claro, lo ánimos en algunos se exacerban como en las carreras, cuando los competidores se encajonan en la partida, comienza el nerviosismo, propio de las competencias y algunos pierden los estribos, como dicen los hípicos.

Las declaraciones de la vocera, para muchos fue una broma y para otros, en el mismo sentido, han dicho, sí efectivamente desde ahora, todo Chile con la Roja, refiriéndose no precisamente a la selección chilena.

Sin duda, el cuadro político será distinto a  partir de este miércoles,  cuando arribe al país la ex Presidenta, porque las declaraciones de sus opositores se agudizan y el entusiasmo de sus partidarios se desata, así es la pasión de la política y es bueno que se confronten las ideas y los proyectos que se proponen al país.

Creo, que a partir del año 2000, con el gobierno del Presidente Lagos, nuestro país alcanzó un estándar, donde los gobiernos no han sido ni tan buenos ni tan malos, incluyendo el actual, más bien han tenido matices de distinción, dentro de un marco,  de una institucionalidad que comienza a cuestionarse y donde se reclama un nuevo estándar para medir los efectos de las políticas públicas y donde la distribución de la riqueza es el principal escollo que todos quieren superar.

Chile en 1990 tenía un ingreso per cápita de poco más de 2 mil dólares y hoy sobrepasa los 15 mil y con ello, los temas que discutimos en 1990 que eran mayor democracia, mejores condiciones de vida en temas básicos como cobertura en agua potable, electricidad, vivienda y educación;  ahora los temas que abordamos tienen que ver con cuestiones valóricas y de bienestar social, donde la educación y la previsión siguen estando pendientes, pero desde la perspectiva de la calidad, que de la cobertura.

Para poder avanzar en la dirección, que el país se propuso en 1990, que es estar al nivel de los países de la OCDE, Chile ha tenido que lograr ciertos acuerdos;  que han significado renuncias para unos y concesiones para otros. Pero ya estamos a un estándar, que le permite proyectarse hacia un nuevo escenario, pero para ello, se requiere también, de una clase políticas y de una ciudadanía dispuesta a debatir los nuevos temas con mayor madurez, pasando de la consigna y el eslogan a la participación activa en la propuestas que se discuten y el momento propicio para ello son las elecciones generales, como  las que enfrentaremos en noviembre próximo.

Mañana comienza una nueva competencia electoral, donde los matices se profundizan, donde las miradas tienden a diferenciarse y donde las pasiones tienden a exacerbarse.

La ministra Pérez, ayer, comprobó cuando la trataron de imbécil por su comentario futbolero, que el debate presidencial será encendido y quienes están en las élites  deben encausar los debates con pasión y tolerancia, con firmeza pero con respeto por el que piensa distinto, si al final, el próximo gobierno, no será ni tan bueno, ni tan malo, pero muy  distinto al actúa.

 

(*) Es Comunicador Social y Director Ejecutivo de EPD Comunicaciones Ltda.

©2013 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.