Columna EPD: “Aysén sin estrategia de acción”

Para el gobierno las movilizaciones de Aysén será un problema insoluble si continúa sin diseño de solución y sin estrategia de acción.

Por Jorge Díaz Guzmán (*)
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Las autoridades regionales tienen una gran responsabilidad en la evolución del denominado conflicto de Aysén. En noviembre de 2011, los pescadores artesanales y la industria pesquera manifestaron su disconformidad por algunas de las medidas y cambio de normas que regirían la administración de los recursos pesqueros, en la nueva Ley de Pesca.

El Ejecutivo regional sabía que en Aysén, los pescadores artesanales y sus familias tienen capacidad de movilización, fuerza y unidad, también sabían que era posible que otros sectores locales podrían sumarse a sus demandas, sin embargo el diagnóstico fue equivocado, minimizando su capacidad de movilización en el nuevo contexto de la fuerza social.

Luego que la movilización tuvo carácter regional, las señales desde el gobierno fueron equivocas, confusas y contradictorias; primero que era la intendenta la empoderada para atender las demandas locales. El Presidente Piñera, desde su lugar de descanso, preguntó si el problema era a nivel de gerencia o de Directorio, se evaluó, y se dijo que bastaba con la gerenta regional; luego enviaron al subsecretario del Interior, para evaluar la capacidad disuasiva en Aysén. Seguidamente, junto con tres aviones Hércules y personal de las FFEE, llegaron los ministros de Salud y Transportes, los cuales poco o nada pudieron hacer, hasta que nuevamente el Comité Político reevaluó la situación de Aysén y tras varios días de movilización designó al subsecretario Claudio Alvarado para “negociar” una mesa de trabajo, seguidamente designó al ministro de Energía con la tarea de desarticular el movimiento.

Casi un mes después, con interrupciones, acciones en los gremios, golpeando puertas de dirigentes afines al gobierno para descolgarlos del movimiento, cambiando el foco del problema y poniendo como centro del debate, la paz social y la productividad, sin embargo la sensatez, fuerza y liderazgo de Iván Fuentes, puso nuevamente sobre la mesa los 11 puntos y no otros, en una mesa, donde el método de conversación es el que ellos entienden como el adecuado.

Así las cosas, más allá de los resultados de las conversaciones en la escuela Pedro Quintana, queda de manifiesto, que el Gobierno no tiene un diseño para implementar las medidas que reclama la ciudadanía regional, que no tiene una estrategia clara y definida de cómo enfrentar políticamente el conflicto, y la improvisación se evidencia en cada jornada, “cada día tiene su afán”, parecieran decir en el segundo piso de la Intendencia de Aysén.

(*) Es Comunicador Social y Director Ejecutivo de EPD Comunicaciones Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.