COLUMNA EPD: “A 40 años de la ‘Revolución de las Libertades'”

Flecha epd Bajada OPINIÓN | “El crecimiento sostenido que ha tenido Chile no es casualidad, tiene que ver con las ideas que se plasmaron en ese lejano 1975, una generación de jóvenes que pusieron todo su conocimiento al servicio del país”.

 

 

Por Francisco Sánchez
Asesor Senior Ciudadano Austral 

 

 

Francisco Sánchez Urra, Asesor Ciudadano Austral columnistaChile está, de una u otra forma, en un momento clave en su historia, tras 40 años de la puesta en marcha del “Plan de recuperación económica”, es momento de evaluar con alturas de mira como la “revolución de la libertades” se consolido como un referente para la región y el mundo, el “modelo Chileno” es caso de estudio no tan solo en desarrollo económico sino también en condiciones de desarrollo humano, sin duda demostración que las ideas tiene consecuencias y que el tiempo no es sinónimo de progreso.

 

No fue “un milagro”, fue trabajo duro en donde se establecieron lineamientos, se institucionalizaron procesos base y se cambió un país. La estatización y el monopolio tuvo que dar espacio a la competencia y al emprendimiento, ya no habría “empresarios protegidos” y tampoco “subsidios eternos”, en su momento más de 10 millones de chilenos fueron protagonistas de la revolución más grande que ha vivido Chile: aquella que enarboló la bandera de la Libertad, sin lugar a dudas esto trajo nuevos desafíos para un país que, por diferentes razones, había estado sumido por muchas décadas en un intervencionismo excesivo por parte del Estado y monopolios férreos por partes de privados.

 

Resultado instituciones fuertes, gobierno limitado, una democracia estable, un sistema de economía social de mercado funcionando y venciendo año tras año la batalla en contra de la pobreza. Esto no es tan solo frías cifras en un gráfico, que impresiona al mismo tiempo que confunde, son acciones reales y concretas que cambiaron en una generación el rumbo del país. Tasas de analfabetismo que nos señala que es casi inexistente, desnutrición prácticamente nula en la población, una vida más longeva y posibilidades de mejorar nuestras condiciones de vida son sólo partes de las millones de historias que fueron tocadas en estas décadas. El chileno promedio vive mucho mejor que sus abuelos, es una realidad innegable que va mucho más allá que el iPhone o el Smart TV, pasa por acceso a una salud en diferentes formatos ya sea privada o estatal, oferta en educación universitaria amplia, acceso a productos de todas partes del mundo y libre tráfico de información.

 

El crecimiento sostenido que ha tenido Chile no es casualidad, tiene que ver con las ideas que se plasmaron en ese lejano 1975, una generación de jóvenes que pusieron todo su conocimiento al servicio del país y no de sus propios intereses en cómodas oficinas de empresas que sin duda le habrían asegurado un tranquilo bienestar, por mencionar a algunos Carlos Cáceres, Jorge Cauas, Miguel Kast, Rolf Lüders, Álvaro Bardón, José Piñera y Alfonso Márquez de la Plata. Es el poder de las ideas que se van plasmando en acciones, fue un cambio cultural que tuvo varios traspié, entre otros la crisis internacional en 1982 que hizo pensar en desmantelar todo lo avanzado y puso en cuestionamiento los principios que hoy en día han puesto a Chile dentro de los ejemplos en el mundo.

 

Es curioso que a 40 años de aquel hito todo este en cuestionamiento, no por una crisis económica o social, sino por el afán de imponer y establecer ideas basadas en la redistribución de riqueza, la intervención del Estado y la ideologización de sociedad. El peso de la evidencia parece desaparecer ante “cantos de sirena” que llaman a solucionar todos los problemas a través “de un Estado más presente e inclusivo”, podríamos enumerar al menos una veintena de países que al tomar este rumbo fracasaron y que aún no pueden salir del agujero que los ha sumido el populismo demagógico, lo importante es comprender que Chile aún tiene tiempo para enmendar el camino y lograr con trabajo duro, esfuerzo y coraje fortalecer la libertad que tanto se añora cuando hace falta.

 

Comentarios a: contacto@elpatagondomingo.cl 

 

 

    

©2015 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.