Columna EPD: “Patagonia en llamas…”

“La fiebre hace crisis cuando los ciudadanos estiman, que ya no es posible seguir esperando, más aún cuando las demandas son de larga data, basta que surja una coyuntura para rebasar el vaso. Es lo que ocurrió en Aysén, hacía más de dos años que los pescadores artesanales de la Patagonia no se manifestaban en torno a sus demandas”


Por Jorge Díaz Guzmán (*)
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Las movilizaciones que se iniciaron hace una semana en Aysén, responden a la lógica de la temperatura nacional y mundial, la fiebre hace crisis cuando los ciudadanos estiman, que ya no es posible seguir esperando, más aún cuando las demandas son de larga data, basta que surja una coyuntura para rebasar el vaso. Es lo que ocurrió en Aysén, hacía más de 2 años que los pescadores artesanales de la Patagonia no se manifestaban en torno a sus demandas. Esta vez, nuevamente, los dirigentes históricos levantaron su voz,  por las medidas tomadas por la Subsecretaría de Pesca, respecto de nuevas normas en la ley de pesca que a juicio de los pescadores les perjudica y posterga definitivamente. Esta demanda sectorial encontró el apoyo de diversas organizaciones sociales locales, luego vino el movimiento Aysén  sin  Represas y concluyó con una plataforma regional, en función de demandas que los habitantes de Aysén  han realizado por más de 50 años.

El tratamiento que han tenido los ciudadanos de Aysén por parte del Estado desde el año 1900, ha sido descuidado e irresponsable desde el punto de vista geopolítico. La Patagonia como territorio sólo fue valorada en su parte más austral, al ser paso obligado desde el Atlántico al Pacífico y por la disputa del Canal Beagle con Argentina.

La parte central, la Región de Aysén, nunca ha tenido una política integral, con sentido estratégico ni se ha tomado en cuenta su importancia geopolítica y, menos, poniendo en valor sus inmensos recursos naturales. Al contrario, siempre ha respondido a chispazos coyunturales de algún gobernante o a los lamentos que cada cierto tiempo expresan los patagones aiseninos.

Algunos Hitos

Levantamiento de sus recursos y estudio de los límites con la contratación de geógrafo alemán Hans Steffens, en 1898; Plan de concesiones realizadas por los presidentes Federico Errázuriz Echaurren a Carlos Ibáñez del Campo entre los años 1896 y 1930, sin considerar el poblamiento espontáneo, que generó un retroceso en el proceso de colonización; Presencia del Estado en Aysén con el nombramiento del primer Intendente en 1928; Plan de poblamiento inducido por el Presidente Jorge Alessandri en 1958; Construcción de la senda de penetración entre Chaitén y Coyhaique, y unión de tramos entre Coyhaique y Cochrane, durante la dictadura militar 1973-1989. La Concertación, durante 20 años, con un marco conceptual claro, se quedó en la teoría y su pudor hacia la palabra Estado, le impidió marcar la diferencia.

Todos los gobiernos que se sucedieron entre el 1900 y 2012, democráticos y dictatoriales, nunca  tomaron medidas integradas, que se expresaran a través de una política de Estado, asumiendo que la Patagonia es un territorio especial, único y que requiere de instrumentos de planificación e intervención desde el Estado nacional, un  poco por decidía o porque, hasta no hace mucho, éramos un país demasiado pobre.

La oportunidad de hoy

Cuando Chile pertenece a la OCDE, cuando nuestras reservas financieras son importantes y cuando los paradigmas ideológicos son otros (o ninguno), y cuando los ciudadanos tienen mayor poder que los políticos clásicos y que los propios partidos políticos, pareciera es el momento para que el Estado se haga cargo de la Patagonia, asumiendo que es un territorio especial y por tanto sus habitantes merecen también un trato especial, como lo ha por ejemplo EEUU respecto de Alaska, Japón respecto de Hokkaido y Argentina respecto de Ushuaia.

Los modelos están a la vista en todos los continentes, solo falta la decisión de Estado,  para que la Patagonia, deje de ser el territorio olvidado, donde todo es espontáneo y donde el esfuerzo, es el principal insumo del bienestar.

(*) Es Comunicador Social y Director Ejecutivo de EPD Comunicaciones Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.