COLUMNA: “A 5 años del terremoto 8.8 (Mw): Aprendamos de nuestros errores”

Flecha epd Bajada OPINIÓN | No debiésemos olvidar que durante el transcurso de 2013 ocurrió un hito importantísimo, de baja cobertura mediática, que tuvo por objetivo unir las comunidades científicas de Chile y Japón para compartir experiencias y complementarse en la mitigación de desastres por tsunami

 

Por Andrés Barrientos
Director Ciudadano Austral 

 

Andres Barrientos, director Ciudadano Austral Columna 2015A 5 años de la tragedia del 27-F aún quedan muchas interrogantes por resolver y mejorar. Además, queda un respectivo mea culpa, manifestar las falencias en los procesos y cómo los ciudadanos en momentos de crisis pareciera que nos volvemos a acercar a aquello que nos hace diferentes a los animales: ser personas racionales, dotados de libertad y poder creador.

 

En el libro “8.8° Escombros en el Bicentenario”, publicado por el Instituto Democracia y Mercado, se señalan, además de testimonios, los fenómenos masivos de voluntariado, los errores en la actuación de las autoridades políticas y el simbolismo del Chile de hoy con la aparición de militares en las labores de reconstrucción y ayuda humanitaria. Quedan así en evidencia todos los caminos que necesitan converger y situaciones a corregir para avanzar en un futuro próspero con seguridad y responsabilidad.

 

Cómo no recordar los relatos de nuestros padres y abuelos que vivieron el mega terremoto de 1960, de magnitud 9.5, el cual tuvo consecuencias catastróficas con: 1.655 muertos, 3.000 heridos, más de 2 millones de damnificados y US$ 550 millones de daños en el sur de Chile; un tsunami que causó 61 muertes, daños de US$ 75 millones en Hawaii; 138 muertes y daños de US$ 50 millones en Japón; 32 muertos y desaparecidos en Filipinas; y US$ 500 mil en daños en la costa oeste de los EEUU.

 

Es por eso que no debiésemos olvidar que durante el transcurso de 2013 ocurrió un hito importantísimo, de baja cobertura mediática, que tuvo por objetivo unir las comunidades científicas de Chile y Japón para compartir experiencias y complementarse en la mitigación de desastres por tsunami presentando un proyecto conjunto a desarrollar. De ello, logramos extraer las siguientes conclusiones: Se requiere de mayor inversión y colaboración entre servicios públicos y privados; reformas a la burocracia, que implica instaurar sistema de descentralización del poder de decisión en lo que se refiere a sistemas de alerta temprana (con inversión en personal capacitado); fomento a la investigación en modelación y sistemas de transferencia de datos hacia las localidades, y por último, un compromiso país en modificar planes educacionales, generar una cultura sísmica y tsunamigénica.

 

 
En el evento se expuso acerca de la brecha sísmica que había en el norte de Chile, una parte cuya energía fue liberada en el terremoto de Iquique 2014. Es ciertobque se están generando planes de concientización de la población, pero lo cierto es que aún no han cubiertoal país completamente.

 

Tenemos que aprender de los avances tecnológicos y educacionales alcanzados por Japón, en base a la experiencia chilena y de Tohoku 2011, donde los japoneses sufrieron la pérdida de alrededor de 19 mil personas. Todo esto tiene consigo tocar una campana de alerta a la población y a todas las autoridades del país, porque no podemos esperar sufrir las consecuencias vividas el 27 de febrero del 2010, cuando no se tomaron decisiones correctas y oportunas por parte del Ejecutivo junto a su equipo,acabando con la vida de centenares personas inocentes.

 

 

 

Comentarios a: contacto@elpatagondomingo.cl 

 

    

©2015 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.