Alerta en Aysén por eventual arremetida de salmonicultura en fiordos patagónicos

Flecha epd Bajada MEDIOAMBIENTE | La posibilidad de relocalizar concesiones acuícolas en caleta Tortel preocupa a diversos actores, tras sesión de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero.

 Caleta_Tortel Nota

Preocupación existe en la Región de Aysén, y particularmente en la comuna de Tortel, por lo que parece ser una nueva ofensiva de la industria salmonera para ampliar sus concesiones en los intocados fiordos y canales patagónicos.

 

Luego de la última sesión de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (Crubc) del 30 de abril pasado, donde se comenzó la discusión sobre la posible relocalización de las concesiones acuícolas en el litoral aysenino, creció la preocupación por el impacto ambiental y social que ha tenido dicho sector económico donde ha operado.

 

El tema lo aborda el documental “El secreto de Caleta Tortel”, que la semana pasada el director ejecutivo de la ONG Oceana, Alex Muñoz, presentó en Coyhaique, y donde se da cuenta de los riesgos de que dicho rubro se instale en esa zona de la desembocadura del río Baker.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
«DESMEDRO AL TURISMO»

 

Sin embargo desde el sector privado, hasta ahora la Cámara de Turismo de Coyhaique manifestó su preocupación por el vacío legal que dejó la Ley 20.825 que amplía el plazo de cierre para otorgar nuevas concesiones acuícolas, y que en la práctica permitiría la relocalización de nuevas jaulas salmoneras sin que la industria se desligue de las que actualmente ya tiene.  Es decir, se ampliaría la superficie afectada por la salmonicultura vulnerando en la práctica el espíritu de la ley que establece una moratoria para la entrega de nuevas concesiones hasta el 8 de abril del año 2020.

 

Fue la crisis de la industria del salmón en 2008, producto de la malas prácticas sanitarias y la deficiente fiscalización por parte del Estado, la que obligó a aprobar una ley que permitiera cambiar los procesos del sector y establecer una moratoria a la entrega de nuevas concesiones.  Esto, entre otras condiciones, con la obligación de la “renuncia a la concesión original, lo que significa en lo sustantivo un cambio de una concesión por otra” y la “exigencia que la nueva ubicación se encuentre dentro de un área apropiada para la acuicultura”.

 

Son estos 2 aspectos los que preocupan a los empresarios turísticos, considerando que este tema de está revisando (y a partir de este jueves 11 de junio, votando) en la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (Crubc).

 

Manuel Iduarte, cam comercio y turismo “Vemos cómo, sin mayor participación de las comunas y comunidades potencialmente afectadas, se está buscando por parte de la Subsecretaría de Pesca y sectores interesados, cambiar áreas donde otros sectores, como la pesca artesanal o el turismo, tienen opción preferente, con el objetivo de que se pueda instalar allí la salmonicultura”, expresó el presidente del organismo Manuel Iduarte.

 

“Y peor aún, como existe un vacío legal se pretende usar la figura de la relocalización sin renunciar a las concesiones previas, lo cual en la práctica significa ampliar la influencia e impacto de un sector que, lamentablemente, donde ha estado ha generado problemas ambientales y ha afectado a otros sectores productivos” indicó.

 

En este sentido señaló que el turismo es un eje de la Estrategia de Desarrollo Regional, el cual “no puede ser pasado a llevar por los errores que cometió una industria que ha tenido un comportamiento ambientalmente no responsable.  Acá se está intentando privilegiar a la salmonicultura en desmedro de otro importante sector productivo como es el turismo”.

 

Este tema se ve como complejo más aún hoy, cuando la propia Ley de Pesca y Acuicultura está fuertemente cuestionada producto de las prácticas de corrupción política que se han conocido en el último tiempo por parte de industrias pesqueras.

 

Jaula salmonera 2 Nota

La sesión de la próxima sesión de la Crubc será el jueves 11 de junio a partir de las 15:00 horas en las oficinas de la Caja de Compensación Los Andes en Coyhaique (Eusebio Lillo 20).

 

LA ÚLTIMA SESIÓN

 

Según consta en el acta de la sesión del 30 de abril, fueron varios los comisionados que expresaron sus cuestionamientos a la propuesta de la Subpesca sobre nuevas áreas aptas para la acuicultura (AAA), en especial con respecto a una de tipo “experimental para reproducción” de especies salmonídeas en la comuna de Tortel, cuya caleta fue declarada zona típica en 2001.

 

Según señalara el jefe de la División de Acuicultura del organismo, Eugenio Zamorano, en Aysén existen en la actualidad 714 concesiones acuícolas en 37 barrios salmoneros, lo cual ya corresponde al 53 por ciento del país.  Al año 2015 un cuarto de ellas están operativas, debiendo salir un grupo importante de los canales sanitarios por representar un riesgo para la propia industria.  Este proceso es el que se ha denominado de relocalización.

 

Al día de hoy existen 527 solicitudes de relocalización y 120 ya han sido aprobadas. La propuesta de la Subpesca es cambiar 41 zonas de preferente acuícola (23) y preferente bentónico (18), en AAA.  Pero esto debe ser aprobado por la Crubc.

 

En la ocasión Zamorano reconoció que “no existen todos los estudios de capacidad de carga que se requieren”.

 

La compatibilidad de las AAA propuestas con el desarrollo turístico, reclamaciones indígenas y áreas silvestres protegidas, además de la capacidad del Estado para fiscalizar la operación salmonera en dichos incontaminados sectores del litoral aysenino, generó dudas sobre la propuesta entre los representantes del turismo y la pesca artesanal, Conaf, del Core, los pueblos originarios y parlamentarios.  En conclusión, con relación a la comuna de Tortel se resolvió postergar la decisión para “en reunión posterior decidir si se aprueba, rechaza o modifica lo estipulado en los informes técnicos”.  Además, se está manejando la opción de realizar una consulta a la comunidad, algo que se plantea debiera realizarse con todas las relacionadas con las nuevas posibles instalaciones.

 

En paralelo a esta decisión, se aprobó el otorgamiento de una concesión marítima para alto tonelaje en el sector de Puerto Yungay a la empresa de servicios marítimos Oxxean, ligada a la familia Pacheco y muy vinculada al desarrollo salmonero.  Según el acta esta fue previamente autorizada por la municipalidad de Tortel en base al plano regulador y por la Dirección de Obras Portuarias luego de un diálogo con el alcalde Bernardo López.

 

Una de las aristas legales que están manejando organizaciones para prevenir esta nueva arremetida salmonera en el litoral patagónico, es el posible vacío normativo que no asegura que al entregar nuevas concesiones para relocalización queden liberadas las que actualmente tiene la industria salmonera lo cual, en la práctica, ampliaría su área de impacto ambiental.  Esto, junto a la afectación de múltiples zonas de interés turístico, pesca artesanal, reclamaciones indígenas e incluso áreas silvestres protegidas por el Estado.

 

 

Publicado por Equipo EPD Noticias / Fuente: Patricio Segura O.
©2015 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.