Agrupación de Derechos Humanos de Coyhaique: “El nunca más de las Fuerzas Armadas no es real”

 

Un duro cuestionamiento realizó la Agrupación de Derechos Humanos de Coyhaique al actuar de las fuerzas armadas en materia de Derechos Humanos, donde los pactos de silencio, los montajes como en del asesinato de Iván Vásquez Vásquez en Chile Chico y la condena al excomandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, por los casos de la Caravana de Muerte, demuestran que el “Nunca Más” y la nueva visión institucional no son reales.

Según lo declarado por la Presidenta de la Agrupación de Derechos Humanos de Coyhaique, Ninón Neira Vera, los casos de violaciones de Derechos Humanos ocurridos en la dictadura militar en Aysén avanzan lentamente y todavía se desconoce el destino de los Detenidos Desaparecidos.

Agregó que “el pacto de silencio en las Fuerzas Armadas se mantiene a nivel regional al igual que en todo el país,  el que es validado por el alto mando y por sectores políticos que participaron de la Dictadura Cívico Militar, con el fin de proteger a los culpables”.

Neira señaló que hoy se confirma que en el caso de Iván Vásquez Vásquez, quien murió en la Comisaría de Chile Chico, en mayo del 2014, producto de los golpes de uniformados, existió un montaje de un supuesto suicidio. Además, existe la seguridad de que la segunda autopsia solicitada por la defensa de los carabineros procesados en ese momento y que fue realizada por una médico del Instituto Médico Legal, no tuvo la independencia e imparcialidad necesarias, ya que ella estaba vinculada laboralmente a Carabineros. En este sentido, si no hubiera sido por la labor de los abogados Cristián Cruz y Marcelo Rodríguez, quienes solicitaron a la Corte Marcial un tercer análisis (meta -peritaje) del cuerpo del fallecido para determinar la causa exacta de muerte, no se conocería la verdad de los hechos.

CARAVANA DE LA MUERTE

“Las situaciones de los casos en Aysén, es asimilable a lo ocurrido a nivel nacional, donde se condenó al excomandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, como encubridor del homicidio calificado de 15 personas en la llamada Caravana de Muerte. Este, pese a que al asumir la dirección del Ejército afirmó el fin de una visión institucional y pedir perdón a las víctimas por crímenes de Derechos Humanos, asegurando el “nunca más” de estos hechos, mantuvo el pacto de silencio durante el proceso por el cual fue condenado, lo que deja en manifiesto que el nunca más de las fuerzas armadas no es real”, concluyó Ninón Neira.

En el caso de Iván Vásquez Vásquez, se encuentran procesados el suboficial de Carabineros José Miguel Gamboa Villar, como autor de violencia innecesaria con causa de muerte,  y la Sargento de Carabineros, Carla Evelyn Lallemand Aguilera, por abandono del servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.