COLUMNA EPD: “Nabila…”

Flecha epd Bajada OPINIÓN | “Se vociferó furiosamente que no hay justicia, en circunstancias que si se hubiera acogido la tesis de femicidio frustrado, muy probablemente la pena recibida por Ortega habría sido menor que el resultado final”.

 

Por Yasmín Gray
Abogada 
@yas_gray

 

     Despertamos esa mañana de domingo de mayo del año pasado con esa horrorosa primicia de que a una mujer de escasos 28 años, madre de cuatro hijos y cuyo nombre era Nabila Rifo, la habían golpeado con bloques de concreto y arrancado sus ojos con las llaves de un vehículo, en medio del gélido amanecer de Coyhaique. Al poco tiempo, supimos que el principal sospechoso era Mauricio Ortega, su pareja, que era mayor que ella por casi dos décadas y padre de sus dos hijos menores, el cual al ser detenido y formalizado negó todo vínculo con la agresión sufrida por la madre coyhaiquina.

 

     Con el paso de las semanas y meses, el estupor dio paso a la indignación, cuando empezábamos a saber que no era la primera vez que Nabila recibía golpes de parte de Ortega. Que en una ocasión había destrozado con un hacha la puerta de la casa donde ella pernoctaba, al mismo tiempo que la amenazaba de muerte. Que constantemente la insultaba y la menospreciaba. Que la familia del supuesto agresor, intentaba por todos los medios posibles manipular la voluntad de Nabila, una vez que ella despertó, para que no lo hiciera responsable. Que esa relación era para ella una suerte de punto cúlmine de una vida llena de dificultades, pobreza y abandono.

 

     Y vino el juicio: un evento que ostenta el dudoso honor de ser uno de los procedimientos judiciales más seguidos y comentados tanto en medios digitales como en redes sociales, y que será recordado por la bochornosa e inentendible actitud de los profesionales tanto del Derecho como de la Comunicación que expusieron todo lo referente a Nabila, desde su vida íntima hasta su ficha ginecológica. El alivio llegó cuando Ortega fue hallado culpable y condenado a 26 años de cárcel. Y la indignación volvió con todo cuando la Corte Suprema, en un controvertido fallo que consideró que no había ánimo por parte de Ortega de cometer femicidio, rebajó la pena a 18 años. Se vociferó furiosamente que no hay justicia, en circunstancias que si se hubiera acogido la tesis de femicidio frustrado, muy probablemente la pena recibida por Ortega habría sido menor que el resultado final, dado que el promedio de duración de las penas asignadas a dicho escenario jurídico fluctúa entre los 7 y 10 años. Y mientras muchos aluden a un supuesto ánimo machista de los jueces supremos para rebajar la condena y hablar así de una injusticia que en realidad no es tal, terminan sacando a relucir su propio machismo al hablar en términos despectivos de una actriz cuya relación amorosa con un conocido futbolista se hizo pública ese mismo día. O sea, constatamos que Nabila fue casi como una moda para manifestar la indignación de turno, de la cual demostramos al final no aprender nada.

 

Comentarios a: secretaria@elpatagondomingo.cl

©2017 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.
posted: · Columnas, *EPD Noticias*, Galeria | tagged: , , , , , , , ,
tu opinion

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*